Revista Pausa

Jodi: el grupo que triunfó 40 años después

Muchos años pasaron para que la música de Jodi logre el reconocimiento que se merece, gracias a una serie de hechos que llevaron a la reedición de uno de sus álbumes, que hoy se encuentra agotado.

Jörn ejecuta el órgano, la guitarra y es la voz principal de Jodi. Su hermano Dirk se encargaba de la percusión y la batería. Iniciaron su carrera en la música con The Rabbits, su primera banda, cuando tenían 14 y 12 años, respectivamente. En 1979 grabaron su primer LP en el estudio Guarania. En ese entonces, tocaban más que nada, baladas y covers, pero su inquietud hacia nuevos sonidos los llevó a hacer música más experimental. Fue a partir de esa experiencia que empezaron a armar el que sería su estudio de grabación en barrio Jara.

“Mi papá era un fanático de Led Zeppelin y Pink Floyd. ¡Imaginate una persona de su edad escuchando todo eso! Él era más entusiasta que nosotros y su música nos volaba la cabeza”, dice Jörn. Sin embargo, cuenta que, al mismo tiempo, también era bastante estricto. Los hermanos Wenger tomaron clases de música desde pequeños gracias a la influencia de su abuelo, que era multinstrumentista.

Jörn y Dirk Wenger grabando
Jörn y Dirk Wenger grabando su disco Pops de Vanguardia, en su estudio de barrio Jara.
Jörn y Dirk Wenger grabando su disco Pops de Vanguardia, en su estudio de barrio Jara.

Beats de vanguardia

Jodi (acrónimo de Jörn y Dick) tiene su origen en la inquietud de los hermanos Wenger por la experimentación y la fabricación casera de efectos (como reverb y echo) y sonidos muy adelantados a su época. Pops de Vanguardia surge de la superposición de pistas de forma artesanal, hecha en el estudio que armaron ellos mismos. Lanzaron el disco en 1971, luego de horas de pruebas y ensayos con la intención de obtener un sonido innovador distintivo.

“Llegábamos a las radios para promocionar el disco: toda la prensa nos ignoró. Fue como si no se hubiese lanzado”, cuenta Jörn. Muchos afirman que “el público no estaba listo para el sonido que proponían”. El ambiente musical que se vivía en esa época en Paraguay no era precisamente el más abierto a nuevas expresiones artísticas, como las que proponían los Jodi. “El tema Recuerdos de un amigo ruso nos condenó a que las emisoras no pasaran nuestro álbum. ¡Ni una lo quiso pasar!”, comenta Jörn entre risas, recordando que su padre les había sugerido que cambiasen la nacionalidad para no tener inconvenientes. En pleno régimen dictatorial, la sola referencia a Rusia hacía que la canción se considere subversiva.

Dirk y Jörn Wenger en el estudio de grabación de EMI Barcelona
Dirk y Jörn Wenger en el estudio de grabación de EMI Barcelona.
Dirk y Jörn Wenger en el estudio de grabación de EMI Barcelona.

En el año 1972, Jodi pasó a ser Iodi por cuestiones de marca. El sello EMI les ofreció un contrato con el pedido expreso de hacer temas más melódicos y románticos en español, de acuerdo a lo que se escuchaba en ese entonces. Lanzaron los singles Orgullo de verano, Te estimo y Pienso en ti, logrando una buena recepción. Pienso en ti llegó al segundo lugar del ránking en Argentina.

Sonido atemporal

En el año 2016, Jörn recibió una inesperada sorpresa: un sello quería relanzar Pops de Vanguardia, el material que en su momento fue rechazado por las radios y no tuvo difusión. “¿Es el mejor disco lo-fi garage de América del Sur?”, reza la contratapa de la reedición.

Muchos bloggers están de acuerdo con esta afirmación. “Nos contactó Guerssen Records, un sello español. Firmamos contrato por tres años para relanzar Pops de Vanguardia. Con ellos lanzamos Pop Espontáneo, que salió el 5 de diciembre. También firmamos con el sello para utilizar nuestros temas en películas. Lo que recaudemos, vamos a donar a fundaciones que trabajan con cáncer de mama y de próstata”, dice Jörn.

Hoy, Pops de Vanguardia se encuentra agotado. “Hay gente en internet que subasta los pocos discos que hay, incluso algunos cotizados a muy alto precio. En Japón está el más caro que encontré, a 90.000 yenes (G. 4.719.381)”, cuenta Jörn.

Guerssen Records también distribuye discos de otro grupo paraguayo, Los Blue Caps. Este sello se dedica a rescatar y relanzar producciones que en su momento pudieron no haber tenido el éxito que se merecían. “¡A veces no creemos lo que nos pasó!”, asegura y continúa: “Tengo muchos contactos de todo el mundo: Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Corea, con los que intercambiamos temas. Y mucha gente reseña nuestra música”.

Estudio de grabación IodiMedia
Así se ve actualmente el estudio de grabación del grupo Jodi.
Así se ve actualmente el estudio de grabación del grupo Jodi.

Futuro local

Jörn es, además de músico, ingeniero químico. Sin embargo, planea dedicarse exclusivamente a la música. “Me estoy enfocando en los temas para el siguiente material. Este lanzamiento compilará nuestros temas más funky y estimo que estaría listo para fines del 2019. Las canciones son de los 70 y el disco tendrá la influencia del sello Motown”.

Jörn ve con optimismo lo que está pasando localmente con la música: el surgimiento de nuevos grupos, que experimentan con estilos no tradicionales, y mucha gente joven queriendo hacer su propia música. Para él, el grupo más destacado hoy es EEEKS: “No hay nada que hacer, soy fanático de ellos, lo que hacen es realmente muy bueno y creo que van a tener mucho éxito en el extranjero”. Sin embargo, no es la única banda que despierta su admiración. “Los muchachos de Mocasinos también son excelentes… para mí suenan realmente como los grupos de los años 60, bien mod. Tienen buenos coros y sonidos crudos, creo que eso es lo que gusta”, asegura.

Además de haber sido lanzado en vinilo y CD en España, su último disco, Pop Espontáneo, ya se encuentra disponible en Spotify, Itunes, Deezer, Apple Music y otras plataformas digitales.

Dejá tu comentario