País

Jardín Botánico recibió más de mil personas durante el fin de semana

 

El espléndido domingo invitaba a no quedarse encerrado en el hogar o enchufado frente a una pantalla. Por tal motivo, decenas de personas decidieron elegir al Jardín Botánico y Zoológico de Asunción para disfrutar del día.

Familias completas, preparadas para la jornada en el espacio verde. Parejas que eligieron al Jardín Botánico para la salida de a dos. Grupos de jóvenes que recorrían bulliciosos los camineros y sobre todo muchos niños que se sorprendían con los animales, dibujaron ayer el paisaje dominguero en el espacio público.

Impresiones. “Nosotros venimos de Coronel Oviedo, pero ahora nos quedamos en San Lorenzo, por el tratamiento que sigue mi hijo”, contó Clara Marmolejo. “Nos gusta todo. Los animales y la naturaleza. Vemos también que la gente no tira mucha basura. Está superlindo todo”, señaló la visitante, que estuvo acompañada de su familia, incluido el hijo que sigue el tratamiento en Clínicas.

Varias personas coincidieron en señalar que el Botánico se convierte en una buena opción del fin de semana. Sobre todo por la cercanía para muchas personas, el amplio espacio y la naturaleza adornada con frondosos árboles y el verde que inunda la vista.

“Es un buen sitio para venir a relajarse. Se disfruta mucho de este lugar. Ayuda a olvidar toda la tensión de la semana que genera la ciudad”, refirió Judith Godoy, quien estaba sentada bajo un árbol. Frente a ella, en un laguito, unos yacarés nadaban mansamente, sin importarles la presencia de otras personas.

Temores. Alrededor de 1.000 a 1.200 personas es la afluencia en un domingo de buen tiempo. Solo el sábado, se estima que ingresaron 900 personas, según contó uno de los encargados de la boletería del zoológico.

Además de la visita a los animales, los personas pueden llegar al sitio que se convierte en uno de los pulmones más importantes de la capital del país. En su interior se encuentra como principal atractivo al zoológico.

Pero también cuenta con el Museo de Historia Natural e Indigenista, la casa que perteneció a Carlos Antonio López, los centenarios árboles, más de 110 hectáreas de bosque natural, entre otros atractivos.

Los que fueron al botánico, no dejaron de expresar su preocupación por el corredor vial que está proyectado por la Municipalidad. Dicha obra abarcará una parte del espacio público, con la consecuente destrucción de varios árboles. Los ciudadanos dejaron en claro su temor de que dicho corredor cause un daño importante al sitio.

Dejá tu comentario