Nacionales

Jacinto Herrera: Un talentoso actor nacional que es necesario rescatar

Dentro de un mes se cumplen cuarenta años de la muerte de este artista paraguayo que cumplió un destacado rol en la época dorada del cine argentino, actuando en filmes emblemáticos como Choferes del Chaco.

César González Páez

cesarpaez@uhora.com.py

_______

Quien haya visto o vea algunas de las películas en donde actuaba Jacinto Herrera, notará sin esfuerzo la fuerza expresiva y el talento interpretativo que desplegaba, aun cumpliendo roles secundarios. Este artista le daba un valor agregado al guión, que en muchos casos por la simpleza de su trama exigía de los actores y actrices la energía anímica que los catapultaba a ser predilectos del público amante del séptimo arte. Escribir esta crónica sobre Jacinto Herrera, sobre este artista paraguayo nacido en Asunción, no ha sido fácil. En primer lugar porque pocos lo recuerdan y los jóvenes prácticamente lo ignoran. En las décadas del cuarenta y cincuenta se fue a cumplir su sueño de actor a Buenos Aires, por entonces la meca de sus aspiraciones artísticas. El cine argentino vivía su mejor momento y temprano comenzó a tener protagonismo en filmes de variadas temáticas, desde el humor hasta los dramas en donde este actor sobresalía.

En las pocas crónicas que hay sobre su vida aquí sabemos que tempranamente fue llevado por su vocación y que comenzó a formarse en teatro en el Ateneo Paraguayo, con el dramaturgo y director teatral español Fernando Oca del Valle. También recibió formación de Roque Centurión Miranda. Pero su destino le llevaría a Buenos Aires, donde con el tiempo se convertiría en "un porteño más", como muchos paraguayos que reciben esa licenciatura en base a convivir por años en esa ciudad.

COLONIA PARAGUAYA. Si hemos de hablar de que Jacinto Herrera pudo brillar en la época dorada del cine argentino, también se puede decir que por aquellas décadas, del 40 al 60, había un éxodo dorado de intelectuales paraguayos. Él pudo conciliar encuentros con personalidades como José Asunción Flores, Augusto Roa Bastos, por entonces un activo guionista de la industria del cine. También estaban Elvio Romero, Hérib Campos Cervera y la actriz Nelly Prono, entre otros.

Gilberto Rivarola, quien fue amigo de Jacinto Herrera, lo recuerda de este modo: "Él tenía un departamento en las calles Carlos Pellegrini y Tucumán, en donde vivía solo. Ese departamento se utilizaba como local de la Asociación Paraguaya de Artistas, yo me iba con Flores cada vez que había sesión. Allí se discutían los temas, se organizaban conciertos". Recuerda una vez que José Asunción Flores fue invitado a Rosario, provincia de Santa Fe, a principios de los sesenta para estrenar su obra María de la Paz . En esa ocasión partió una caravana encabezada por Flores y Jacinto Herrera, que tenía que leer unas glosas escritas por Augusto Roa Bastos, que también fue. Se realizó el concierto ante numeroso público y Jacinto leyó las glosas con su voz potente y radiofónica.

"Era un gran actor -explica Rivarola-, que triunfó primero en radioteatro, después actuó en películas". Fueron más de una veintena de filmes con las principales figuras del momento como Julia Sandoval, Susana Campos, Olga Zubarry, Francisco Rabal.

CHOFERES DEL CHACO. Este filme dirigido por Lucas Demare y estrenado en la década del sesenta y con guión de Roa Bastos fue ganadora del premio a la Mejor película en el Festival de Cine de San Sebastián, España, en 1961. El filme, inspirado en el libro Hijo de Hombre, se centra en la Guerra del Chaco. Fue interpretada por Jacinto Herrera, Carlos Gómez, Dorita Ferrer, entre otros. Jacinto interpretó roles inolvidables en filmes como El hombre de la esquina rosada, basada en el famoso cuento de Jorge Luis Borges.

PIONERO EN LA TELEVISIÓN PARAGUAYA

Bernardo Neri Farina, que plasmó un artículo en el sitio TV Paraguaya.com, señala, en ocasión de recordarse el fallecimiento de Jacinto Herrera, ocurrido el 10 de julio de 1969, que fue "ni más ni menos que el primer ídolo de la televisión paraguaya. Apenas inaugurado Canal 9, en setiembre de 1965, con su pequeño estudio en el séptimo piso del edificio del IPS en Herrera y Constitución, apareció El show de Jacinto Herrera, que copaba las mañanas de domingo".

Neri Farina apunta en su artículo que Jacinto Herrera había regresado triunfador al Paraguay tras su fulgurante paso por el cine y la radiofonía de la Argentina. Escribe: "Fue el más grande actor paraguayo y la medida de su éxito en la capital porteña fueron las 23 películas que filmó. Tenía una extraordinaria voz de barítono, y su duro rostro de malo bueno hizo de él una especie de Humphrey Bogart latino". Recuerda algunos de sus pasos por el cine: "En 1947 inició su carrera cinematográfica con Cumbres de hidalguía. En 1955 protagonizó Codicia, la primera coproducción paraguayo argentina, en la que participaron también Ernesto Báez, Leandro S. Cacavelos y Roque Centurión Miranda".

Señala Neri Farina que su caracterización cumbre la realizó en 1962, en Hombre de la esquina rosada, fundada en el célebre cuento de Jorge Luis Borges. Ahí, al lado de estrellas como Francisco Petrone, Walter Vidarte y Susana Campos, dio vida nada menos que a Rosendo Juárez, el cuchillero inmortalizado en la literatura por Borges y en el cine por Jacinto. Neri Farina cierra su recordación señalando: "Jacinto Herrera fue un grande de nuestra televisión y no necesitó de escandaletes para ser popular. Hoy, ante tantos famosos de opereta, vale la pena recordarlo. ¡Salud, Jacinto! ¡Ídolo de verdad!" El desaparecido periodista y escritor de origen argentino Guillermo Ares nos acerca una estampa del artista, en Asunción, sobre un lugar que frecuentaba. En un artículo publicado en el Correo Semanal de Última Hora, en 1992, rememora el bar El Rubio, que estaba ubicado en la esquina de General Díaz y Colón. Lo pudo conocer porque "Jacinto Herrera me acercó hasta El Rubio para beber la mejor cerveza del Paraguay". Para el artista el bar tenía el clima y el sabor de bares tradicionales de Buenos Aires.

RASTROS

* Aunque poco se desprende de su biografía, por esa ausencia de Jacinto Herrera de Paraguay por tanto tiempo, hace que aquí podamos recordarlo fragmentariamente y, quizás este artículo pueda activar algunos testimonios de personas que lo conocieron de cerca y seguir su rastro.

* Bernardo Neri Farina señala que en tiempos que el artista conducía El Show de Jacinto Herrera, su guionista fue otra leyenda asuncena: Rodolfo Víctor Santacruz, Rovisa, quien cuando se peleaba con Jacinto tras algunos tragos en el bar El Rubio, era sustituido por Alcibíades González Delvalle.

* Un detalle curioso es que el filme Choferes del Chaco tuvo tres títulos alternativos. Los otros dos fueron Hijo de hombre y La sed. Era común en aquellos años que un filme fuera promocionado con diversos títulos.

* Gilberto Rivarola recuerda a su amigo: "Era un hombre cordial, un poquito aporteñado por el largo tiempo que vivió en Buenos Aires. Él se fue allá antes de la guerra civil del 47. Fue un hombre que hizo mucho por la cultura paraguaya y sin embargo está bastante olvidado. Nosotros somos ingratos con nuestros héroes espirituales."

* La figura de Jacinto Herrera es recordada en el sitio web argentino cinenacional.com, en donde figuran todas las películas en que participó. Un detalle importante es que algunos de esos filmes están inéditos.

* El museo de cine Pablo C. Ducrós Hicken ubicado en la avenida Feijoo 555 de Buenos Aires, tiene en sus archivos abundante información que podrían servir para una investigación rigurosa de la vida artística de Jacinto Herrera.

* En el buscador argentino Acceder.com, en relación a Jacinto Herrera hay 121 registros encontrados 67 con imágenes digitales. Hay datos sobre fotografías, 33 revistas y notas en periódicos, 7 catálogos y programas, afiches y 2 materiales audiovisuales.

Dejá tu comentario