Economía

Ivanka conversó con mujeres del campo sobre realidad de Paraguay

En encuentro distendido y ameno, la hija y asesora de Trump escuchó los desafíos existentes en la producción rural y lanzó un mensaje alentador para el cumplimiento de sueños y ambiciones.

Al son de una banda folclórica que interpretaba Che la Reina, del inmortal Emiliano R. Fernández, Ivanka Trump cerraba este viernes su gira por Sudamérica bailando polca paraguaya, tomando tereré y conversando con mujeres rurales sobre la realidad que se vive en el campo.

Dejando de lado los tacones y manteniendo un inédito diálogo en inglés y guaraní, la asesora de la Casa Blanca e hija del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dedicaba unos minutos a ponerse al tanto de los desafíos que enfrentan las productoras para llevar adelante sus proyectos, y dejarles el mensaje de seguir persiguiendo sus sueños y ambiciones.

La falta de caminos de todo tiempo, las dificultades para el acceso a servicios básicos, los obstáculos para llegar a la educación universitaria (principalmente entre los pueblos indígenas) y la aún incipiente visibilidad de la fuerza de trabajo femenina fueron algunos de los temas que se abordaron en el conversatorio que mantuvo Trump con beneficiarias del programa de Cadenas de Valor Inclusivas, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod).

Ivanka Trump calificó las experiencias de las mujeres como inspiradoras y recalcó que invertir en el empoderamiento femenino es una política pública inteligente, ya que aporta al crecimiento económico, la seguridad nacional y la estabilidad del país.

“Ustedes son una inspiración, hemos escuchado varias historias en los últimos días que han reforzado nuestra fuerte convicción de que la mejor inversión, la inversión más inteligente en el futuro es la inversión en el espíritu emprendedor. Ustedes invierten de vuelta en sus familias, en sus comunidades, ustedes hacen a sus comunidades más fuertes, hacen a su país más fuerte, más próspero y más pacífico”, expresó.

Recordó que la Iniciativa Global de Desarrollo y Prosperidad de las Mujeres (W-GDP, por sus siglas en inglés), presentada también en Colombia y Argentina, impulsa la producción sustentable y el acceso a financiamiento para el crecimiento de los negocios, para pasar de la asistencia técnica a la generación de trabajo en las comunidades.

recursos. El administrador de Usaid, Mark Green, anunció en el acto la disposición de fondos adicionales por USD 600.000 para ayudar a las mujeres a afrontar las barreras económicas. En la oportunidad, las beneficiarias explicaron cómo la productividad, los mercados seguros y los precios justos son desafíos diarios para los pequeños productores rurales en Paraguay, especialmente para las mujeres.

Laura McKechney, vicedirectora de Usaid, recordó que en Paraguay trabajan con alrededor de 5.000 mujeres productoras y que llevan invertidos en el país USD 12 millones, USD 2 millones de los cuales constituyen la contraparte del sector privado. Shirley Zavala, coordinadora del proyecto de Cadenas de Valor, explicó que buscan detectar y desarrollar los rubros donde las mujeres tienen más expertise, como la producción de leche, y que deben coordinar con los Municipios la gestión de provisión de servicios básicos (electricidad, agua, caminos) para evitar que estos sigan siendo un obstáculo para la producción.

El programa de Usaid y Fecoprod se define como un esfuerzo por vincular “asociaciones lideradas por agricultores con empresas del sector privado y fomenta oportunidades económicas lícitas en algunas de las zonas más empobrecidas y propensas a conflictos en Paraguay”.

Diálogo. El encuentro de Ivanka Trump con mujeres rurales del país se realizó en el centro cultural El Granel, en Asunción.Sergio Riveros

Dejá tu comentario