Sucesos

Iteños exigen justicia y mayor seguridad

“Estamos pidiendo seguridad porque hay mucha violencia en la zona. Asaltos y robos. Conozco gente que está pagando doble cuota porque se le robó una moto y tuvieron que adquirir otra debido a que es su fuente de trabajo”, manifestó Alfonso Valdez, uno de los organizadores de la movilización que se llevó a cabo ayer frente a la iglesia San Blas de Itá, donde se exigió Justicia para José Ramón Adorno, de 19 años.

El joven fue asesinado en la madrugada del pasado viernes 26 de enero, cuando regresaba de la fiesta patronal en compañía de su novia y un menor de 12 años, momento en que fueron interceptados por cuatro hombres a bordo de dos motocicletas.

“Totalmente desprotegidos estamos en la ciudad de Itá. En esta compañía Kurupikayty la gente ya está pensado en tomar justicia por mano propia y tampoco está bueno eso. Deberían las autoridades dar importancia a este caso”, afirmó Valdez, respecto a la situación de zozobra en que están viviendo actualmente en la zona los pobladores. “La muerte del joven es la gota que colmó el vaso”, expresó.

La convocatoria de la manifestación fue realizada a través de las comisiones vecinales de la ciudad. Los manifestantes llegaron frente a la parroquia con vestimenta blanca y globos blancos, en símbolo de paz. Además de pancartas y pasacalles con frases como: “Justicia para José” y “Basta! de inseguridad”.

reclamos. Uno de los principales reclamos de los pobladores es la escasa presencia policial en la ciudad. Solo cuentan con 20 uniformados activos, según denunciaron. El distrito tiene 77.229 habitantes, según proyecciones de la Dirección Nacional de Estadística, Encuestas y Censos.

Dejá tu comentario