Economía

Itaipú y Acaray soportaron todo el sistema por el corte en Argentina

 

El colapso total del Sistema Argentino de Interconexión (SADI) registrado el domingo pasado, que afectó con dureza a Argentina y Uruguay, así como a partes de Chile y Brasil, hizo que la ANDE terminara contratando mayor potencia de Itaipú durante 24 horas; con el fin de capear la contingencia. Tras el evento, la demanda del Sistema Interconectado Nacional (SINPY) alcanzó 1.387 megavatios (MW), de los cuales fueron abastecidos por Itaipú 1.346 MW y por Acaray 41 MW, mientras que 9 MW correspondían a las ventas de la ANDE (ver infografía).

La empresa pública no tuvo mayores inconvenientes, puesto que solo estaba contratando 16 megavatios (MW) de Yacyretá cuando ocurrió el problema en el país vecino, cuyas causas aún no fueron explicadas detalladamente.

Algunas localidades del Sur de Paraguay quedaron sin energía durante 30 minutos (tiempo que demoró hacer el cambio de fuente), pues el corte afectó a la alimentación de la EBY a la línea de 220 kilovatios (kV) Ayolas-Villalbín-Pilar de nuestro país.

Fabián Cáceres, gerente técnico de la ANDE, explicó que no se sufrió mucho el impacto, dado que la infraestructura está preparada para estos inconvenientes, aunque aclaró que todavía se necesita realizar la obra de interconexión entre las dos binacionales, de manera que el cambio de fuente se pueda hacer incluso sin tener que realizar cortes de energía.

“Toda Yacyretá había soltado carga y para volver a reponerse iba a necesitar de cuanto menos una hora. Entonces tomamos la decisión de hacer maniobras para recomponer el sistema, cargando sobre Itaipú y Acaray. A nosotros nos afectó tres horas y tres ciudades. Por un día transferimos, fue un feriado, demanda baja. Este corte casi no sentimos”, destacó.

Es importante remarcar que, en los últimos meses, Yacyretá fue enviando menos energía al Paraguay y el 85% de toda la demanda viene siendo cubierto solo por Itaipú. De hecho, una vez que empezó a reponerse, la EBY priorizó la alimentación al país vecino.

INTERCONEXIÓN. Acerca del proceso para interconectar las dos centrales, Cáceres informó que se espera la no objeción del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para poder hacer la adjudicación de la empresa que hará el trabajo.

Apuntó que un remanente del financiamiento que había sido otorgado para construir la línea de 500 kV de Yacyretá será utilizado para este emprendimiento.

Una vez seleccionada la compañía, las tareas podrían llevar hasta nueve meses, enfatizó el gerente técnico de la estatal.

Dejá tu comentario