Economía

Itaipú: Hacia la revisión del Anexo C (I)

 Dr. Ricardo Rodríguez Silvero

Todo lo relacionado con la Itaipú Binacional (IB) no solo aparenta complejo y por momentos hasta inescrutable, sino que realmente lo es. No obstante, no llega al extremo de no poderlo comprender. Después de casi medio siglo de la firma del Tratado entre Paraguay y Brasil, si nos hemos tomado el esfuerzo de realizar análisis y estudios propios, es tiempo suficiente para haber entendido de qué se trata la binacionalidad, la interdisciplinariedad y lo multifacético en la mayor central hidroeléctrica del mundo, con la más alta productividad en producción de energía limpia y renovable.

MEDIO SIGLO. En el 2023 se cumplirán 50 años de la vigencia jurídica del Tratado de Itaipú y por ende de la IB. Para entonces uno de sus documentos integrantes, el Anexo C, prevé la revisión de sus cláusulas financieras. Si ambas Altas Partes Contratantes se ponen de acuerdo, todo es posible. Como la forma jurídica adoptada por el Tratado es la del condominio indiviso, el modus operandi debe ser y es en todos los ámbitos de la Itaipú literalmente binacional. Es decir, ninguna de las Altas Partes Contratantes, ni Paraguay ni Brasil, puede tomar decisiones por sí sola. Todas ellas deben ser abordadas, analizadas, consensuadas y firmadas por los representantes de ambos países.

EJES ESTRATÉGICOS. Después de lo ocurrido en el segundo trimestre y semanas siguientes del 2019, se inició una nueva época en la IB. Bajo la conducción del nuevo Director General Ernst Bergen, se puso más énfasis en la transparencia, eficiencia y austeridad, así como en la actualización tecnológica pro energía para el desarrollo en un ambiente de pacífica binacionalidad. El compromiso actual de la IB consiste en facilitar informaciones, datos y asistencia técnica para las revisiones que sean pertinentes.

COMISIÓN ASESORA. En agosto 2019, por instrucciones del presidente de la República al entonces novel canciller Antonio Rivas Palacios, se procedió a constituir una “Comisión Asesora Ad Honorem para la Revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú” con la participación de profesionales de amplio espectro técnico e ideológico y con reconocida trayectoria en el estudio interdisciplinario de la IB. Se invitó vía email a los mismos y el 24 octubre 2019 la Cancillería le dio base legal con la Resolución Nº 1033. A los 50 años de haber entrado en vigor el Tratado, es decir a partir del 14 de agosto de 2023, las Altas Partes Contratantes, Paraguay y Brasil, se hallarán habilitadas a revisar el Anexo C del Tratado.

ACTIVIDADES INICIALES. Bajo conducción de la Cancillería, dicha Comisión Asesora empezó a trabajar de inmediato. Sus integrantes e invitados especiales se reunieron en varias ocasiones desde el 3 setiembre 2019 hasta el 10 marzo 2020, en las que abordaron temas de relevancia para la próxima revisión del Anexo C. Es decisión del Gobierno tener en cuenta todos los aportes de la sociedad civil, siempre que fueran expuestos y entregados por escrito. Dichos aportes serán hechos públicos oportunamente. Tiempo después cobró preponderancia la Mesa Energética bajo la conducción del Gabinete Civil de la Presidencia al mando del ministro Juan Ernesto Villamayor. Allí se canalizó la conformación de un Equipo Negociador Paraguayo, a propuesta de la Comisión Asesora.

EQUIPO NEGOCIADOR. El 30 diciembre 2019 se firmó el Decreto Nº 3173 por el cual se constituyó el Equipo Negociador Paraguayo y a comienzos de 2020 se crearon Grupos de Trabajo, divididos en áreas claves para la revisión: Jurídica, técnica, financiera y comercial. Estos Grupos de Trabajo (GT) están integrados por técnicos y profesionales de dichas áreas, en representación de instituciones oficiales relacionadas con los asuntos a ser analizados.

La IB nombró para cada GT sendos coordinadores, uno titular y otro alterno. El Equipo Negociador elaboró y aprobó un Plan General de Actividades y un Cronograma General de Acciones. Así, los GT iniciaron sus actividades el pasado 4 de febrero y sus tareas están próximas a finalizar. Además, se encuentra en desarrollo un plan comunicacional, a ser implementado próximamente.

Dejá tu comentario