Mundo

Irán busca demostrar que es una potencia en el golfo Pérsico

 

La reciente captura del petrolero británico Stena Impero es la última baza que jugó Irán para marcar su territorio y demostrar su fortaleza y capacidad de actuación en el golfo Pérsico, ante las presiones de EEUU.

Esta región, y en concreto el estrecho de Ormuz, entre Irán y Omán, es estratégica para la economía mundial debido a que por ella cruza una quinta parte de las exportaciones de petróleo, lo que la convierten en un punto muy sensible.

“Irán sin duda está intentando usar sus herramientas y cartas ante el juego y el aumento de la presión de EEUU y algunos de sus aliados como el Reino Unido”, dijo Ardeshir Pashang, analista del Centro de Estudios Estratégicos de Oriente Medio de Teherán.

En su opinión, Irán intenta demostrar que es influyente para la seguridad del comercio y del transporte de petróleo en el golfo Pérsico, que importan mucho a los occidentales.

Estas maniobras de Irán buscan, según Pashang, que EEUU dé marcha atrás en las sanciones impuestas a Irán tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015, firmado también por otras cinco potencias, entre ellas el Reino Unido.

Las sanciones afectan, entre otros sectores, a las exportaciones de petróleo, lo que ha llevado a Teherán a amenazar con bloquear el estrecho de Ormuz si no le permiten vender su crudo, así como a incumplir recientemente algunos de sus compromisos nucleares.

Por ello, el golfo Pérsico es el principal escenario de las tensiones entre Teherán y Washington, que ha decidido reforzar su presencia militar en la zona y aboga por crear una especie de coalición para proteger a las naves.

La detención del británico Stena Impero, fue el último incidente de los numerosos registrados desde que en mayo cuatro petroleros, dos de ellos saudíes, fueron blancos de acciones de sabotaje.

ADVERTENCIA. La investigación que decida el destino del petrolero británico dependerá de la cooperación de la tripulación, advirtió ayer Teherán, mientras Londres estudia una serie de opciones antes de dar a conocer hoy su respuesta.

Acusado de no respetar el código marítimo internacional, el Stena Impero permanece en el puerto de Bandar Abbas. Sus 23 tripulantes (18 indios, tres rusos, un filipino y un letón), están en buen estado de salud”, declaró Allah Morad Afifipoor, director general de la Autoridad Portuaria y Marítima de la provincia de Hormozgán.

Dejá tu comentario