Interior

Investigan fallecimiento de dos recién nacidos en Minga Guazú

 

Se registraron dos hechos: los bebés nacieron en parto normal y tenían liados el cordón umbilical por el cuello y los padres presumen que hubo negligencia médica. Uno falleció por falta de oxígeno en el cerebro y el otro, ocurrido ayer, por aspiración de líquido meconial, según el diagnóstico médico forense, realizado por pedido de agentes del Ministerio Público.

El caso más reciente fue denunciado por Heriberto Martínez Benítez y Dahiana Noelia Leguizamón, domiciliados en la fracción Campo Verde, del km 15 Monday, del distrito de Minga Guazú.

Martínez relató que en la noche del jueves, alrededor de las 20.00, llevó a su esposa al Hospital Distrital porque sentía molestias y presumió que ya iba a tener al bebé.

En el centro asistencial fue atendida por un médico de guardia que no pudo identificar, quien le dio una orden de estudio que debía realizarse a las 10.00 de ayer y le dijo que debía volver a su casa, porque aún no era el tiempo para el alumbramiento. Sin embargo, volvió dos horas después y su hijo nació a las 1.45 en parto normal.

El fallecimiento le comunicaron a las 3.00, señalándoles que fue por una complicación que tuvo al nacer. “Me dijo que trabajaba el corazón, pero no respiraba porque tragó líquido”, de acuerdo a su denuncia realizada ante la comisaría.

“Los funcionarios me dijeron que no tenían anestesista y cuando le pregunté si contaban con una ambulancia para trasladarla a otro hospital, me dijeron que estaba en el taller”, relató ayer el padre.

“El padre denunció negligencia médica, se recabaron datos de los intervinientes y se realizó la revisión del cuerpo del recién nacido. Para el forense fue clara la causa de muerte. Fue prácticamente nulo el tratamiento prenatal y el bebé tenía doble nudo de cordón umbilical por el cuello. El forense debe enviarme el informe”, relató el fiscal Andrés Arriola, quien intervino en el caso.

OTRO CASO. La fiscala Vanesa Candia investiga otro caso denunciado el 28 de julio pasado. El recién nacido había sufrido hipoxia cerebral porque el oxígeno no llegó al cerebro, complicación originada también en el nudo por el cuello del cordón umbilical, según la fiscala. Los padres están identificados como Héctor Ariel Cardozo Céspedes y Teodolina Paredes, también domiciliados en Minga Guazú.

“Estamos investigando si el hecho es resultado de una mala praxis del personal. Pedimos informe del protocolo de actuación médica, la nómina de los personales que intervinieron”, afirmó. E.M.

Dejá tu comentario