Mundo Animal

Invasión de hormigas voladoras es detectada en el espacio

Las hormigas en enjambres muy grandes colmaron el sur de Gran Bretaña, tanto que, el radar del servicio meteorológico nacional en el espacio las confundió con la lluvia, un fenómeno que suele ser más común en las Islas Británicas.

La invasión de hormigas voladoras en Gran Bretaña es un fenómeno que se da cada año. Pero el martes formaron enjambres tan grandes que, desde el espacio, los radares de la Oficina Meteorológica del país las detectaron como lluvias.

Esta vez llegaron a un número que, a primera vista, parecía indicar que se estaba viviendo las primeras etapas de una película sobre desastres, señaló en una publicación la CNN Londres.

Le puede interesar: Nucú, la hormiga comestible que se atrapa en la época de lluvias en México

Los insectos colmaron el sur de Inglaterra, cuando el radar meteorológico los confundió con la lluvia, lo cual suele ser un fenómeno más común en las Islas Británicas.

Un presentador de la BBC, Simon King, notó este error en el radar, y escribió un tuit con las imágenes desde el espacio, en el que comentó que la tormenta de hormigas voladoras eran tomadas como un fenómeno climático.

Embed

Señaló que era la llegada anual de lo que se conoce como el Día de la Hormiga Voladora. En un día de verano, grupos de insectos suelen descender en sitios de Gran Bretaña, para establecerse en viviendas, calles, tierras verdes, y cielos. Luego, desparecen horas más tardes. Por lo general, causan caos en eventos al aire libre.

De acuerdo con el medio local, el fenómeno ocurre porque la hormiga macho y la reina abandonan sus colonias para aparearse cuando las condiciones son las adecuadas. Y aunque las hormigas voladoras son detectadas durante varios días a lo largo del año, la gran mayoría elige exactamente el mismo momento para salir de sus nidos.

Embed

Posteriormente, la Oficina de Meteorología del Reino Unido también compartió las capturas del radar en su cuenta de Twitter.

Según la Sociedad Real de Biología (RSB, por sus siglas en inglés), la gran mayoría de las criaturas provienen de la misma variedad de hormigas voladoras: las hormigas negras Lasius niger.

Pero si bien el ataque anual puede ser inconveniente, podría ser valioso para la ecología de Gran Bretaña. La actividad de los insectos “permite que más oxígeno y agua alcancen las raíces de las plantas e incluso pueden mejorar la fertilidad del suelo y ayudar a controlar las plagas”, según la RSB.

Dejá tu comentario