Intentarán aprobar protocolo para contrabando de tabaco

La nueva mayoría anticartista conformada en la Cámara de Diputados hará hoy el intento de aprobar el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco, que tiene gran resistencia de Honor Colorado.

El proyecto fortalece la trazabilidad del comercio de cigarrillos para evitar el contrabando y su convivencia con el crimen organizado. Tiene media sanción en el Senado y será tratado en la sesión ordinaria como primer punto a pedido de la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González.

La finalidad de este protocolo internacional, aprobado en cientos de países, es garantizar la salud como un derecho humano y reducir su consumo, además de combatir el crimen organizado que comparte la misma ruta del contrabando de cigarrillos, según investigaciones.

Sin embargo, el cartismo considera un proyecto dirigido a Horacio Cartes y sus empresas, por lo que está en contra. El documento no puede ser modificado, solo aprobado o rechazado, por ser un convenio internacional.

La mayoría que se formó mediante la alianza entre oposición y oficialismo en el marco de la interna colorada tendrá el desafío de juntar los votos para aprobar la normativa controlando las fugas de liberales leales a Honor Colorado, además de sus aliados de Fuerza Republicana.

El economista experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Roberto Iglesias, desmontó las excusas de la industria tabacalera que se desentiende del comercio ilícito de sus productos, alegando que desconocen lo que hacen sus distribuidores una vez efectuada la venta. Indicó que el protocolo intenta frenar esas tácticas. “Paraguay produce mucho más de lo que consume y hay muchos documentos que prueban esto, y que la producción de Paraguay creció con relación al consumo, y se sabe que parte de la producción de Paraguay tiene destinos para otros países, también investigué y no figuran como exportaciones legales. Los estudios muestran que el 99% de los productos ilegales en Brasil son paraguayos, de tres empresas, entre ellas Tabesa”, aseguró.

La médica especialista en salud preventiva del Ministerio de Salud de la República de Panamá, Reina Roa, dijo que este protocolo se trata del derecho humano a la salud y que más de 600.000 personas mueren al año por consumo de tabaco. Esto afecta a jóvenes porque la industria busca reemplazar a sus consumidores que van muriendo, por jóvenes.