Intensos combates se cobran más de 300 vidas en Siria
El mando militar estadounidense en Oriente Medio estimó haber matado un centenar de combatientes pro gobierno sirio en un ataque de represalia lanzado este jueves.

El enfrentamiento ocurre en plena escalada de la tensión entre Washington y Damasco por el presunto uso de armas químicas por parte del régimen sirio y una milicia aliada.

El ataque inicial fue llevado a cabo por fuerzas leales al presidente Bashar al Asad en instalaciones de petróleo y gas claves en la provincia de Deir Ezzor, controlada por las fuerzas kurdas respaldadas por Washington.

Entretanto, aviones del régimen volvieron a bombardear, por cuarta jornada consecutiva, el enclave rebelde de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, donde el balance de fallecidos desde el lunes ascendió a 210, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Según el Centcom, el mando militar de Estados Unidos en Oriente Medio, en la zona atacada por fuerzas progubernamentales en Deir Ezzor la noche del miércoles se encontraban consejeros de la coalición.

“La coalición efectuó bombardeos contra las fuerzas atacantes para repeler el acto de agresión” contra su personal y contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). AFP