Sucesos

Intensifican búsqueda de víctima llevada por el raudal

Bomberos voluntarios y agentes policiales siguen en la búsqueda de Marta Garcete, ex agente fiscal, que fue arrastrada por el raudal, el domingo, en Ñemby.

La mujer se encontraba en el asiento del acompañante del vehículo que fue arrastrado por el raudal en la desembocadura del cauce hídrico sobre la Avenida de la Victoria Tape Guasu y Manuel Ortiz Guerrero, camino a San Lorenzo.

La fiscala Claudia Aguilera, que está investigando el caso, mencionó que bomberos voluntarios, personal de rescate y de la policía nacional aún se encuentran articulando trabajos para la búsqueda que hasta el momento no pudo tener resultado positivo. “Estoy en permanente contacto con el capitán que está a cargo de la búsqueda y no hay nada todavía. Se encontró un bulto sospechoso, pero luego se descartó”, expresó la agente del Ministerio Público.

Cerca de la medianoche del domingo se logró retirar el vehículo, que fue a parar a un arroyo que tiene un trayecto aproximado de 14 kilómetros hasta desembocar en el arroyo Guasu de San Antonio, según manifestaron los expertos.

En el percance falleció la conductora del auto, Sara Elizabeth Alarcón, y fueron rescatadas sus hijas Kiara Ailén Fretes Alarcón (5) y Elen Tamara Sales Alarcón (21), quienes fueron trasladadas al Hospital de Ñemby y se encuentran fuera de peligro.

Ezequiel Sales, esposo de la mujer fallecida, explicó que su esposa lo llamó cuando el raudal ya se estaba llevando el vehículo y salió desesperado a tratar de rescatarlas, pero ya no pudo.

“Pensé que toda mi familia estaba muerta y lo primero que iba a hacer es tirarme detrás de ellas, ya no quería vivir. Gracias al guardia de seguridad de la empresa Envapar se salvaron mis hijas, del cabello les sacó del auto”, dijo el hombre a través de Noticiaspy.

Ex fiscalA. Marta Garcete, la mujer que está desaparecida, era ex fiscala, destituida y condenada por un caso de coima. La misma fue condenada a tres años y tres meses de prisión. Según los antecedentes, Garcete había pedido 40 millones de guaraníes a un ciudadano francés para que lo desvinculara de un caso de lesión de confianza. En diciembre pasado fue confirmada la condena.

Dejá tu comentario