Interior

Intendente no demuestra transferencia

 

La Municipalidad de Concepción emitió un comunicado para desacreditar la publicación de la semana pasada de que la Comuna concepcionera dejó sin G. 400 millones a bomberos, pero en las explicaciones no demuestra documentos de que tal deuda no exista. Por otro lado, acepta que el intendente Alejandro Urbieta tiene potestad de priorizar la orientación de los recursos recaudados por ordenanza para el Cuerpo de Bomberos Voluntarios (CVB).

La misiva sostiene que en el marco de la investigación fiscal presentó los documentos que reflejan las transferencias conforme a la disponibilidad financiera de la Comuna al CBV por los años 2017, 2018 y 2019 en concepto de tasas por servicios de prevención y protección contra riesgos de incendio, derrumbe y otros.

El comunicado agrega que es mentira que la Comuna incumplió leyes y ordenanzas, ya que la percepción de la tasa precipitada se establece en virtud de una ordenanza. Sostiene que la misma establece la forma de cobro, no así los plazos del pago.

En otro punto menciona que existiendo disponibilidad financiera, el intendente, en su función de ordenador de gastos, tiene la obligación de priorizar gastos urgentes y necesarios para el buen funcionamiento de la Municipalidad y desmiente que haya apropiación. Además, hay una nota del 24 de mayo de este año que el CBV remitió a la Fiscalía informando que no recibió la transferencia de los ejercicios fiscales de 2017 y 2018.

Tras esto, en junio, la Comuna transfirió G. 5.000.000 correspondientes a enero del 2017; otros G. 5.000.000 por enero del 2018, mientras que el total debe ser G. 13.000.000 por cada mes. Esto explica que la falta de transferencia de unos G. 400 millones en seis años fiscales sigue vigente.

Dejá tu comentario