Intendente de Jesús de Tavarangue logra prisión domiciliaria y zafa de la cárcel

El Intendente de Jesús de Tavarangue, Hernán Schlender Benítez, imputado por el desvió de G. 7.400 millones de los recursos municipales, fue beneficiado con medidas alternativas a la prisión preventiva, con lo cual se zafó de ir a la cárcel.

El Intendente de Jesús de Tavarangue, Hernán Schlender Benítez, acudió a la audiencia de imposición de medidas y fue beneficiado con medidas alternativas a la prisión preventiva.

Junto al jefe comunal también logró la misma medida el tesorero de la Comuna, Zenón Cáceres.

Ambos estaban prófugos de la Justicia hace casi un mes, desde que la Fiscalía presentó imputaciones contra los dos por supuesta lesión de confianza, producción de documentos no auténticos y uso de documentos no auténticos, el pasado 28 de agosto.

Nota relacionada: Libran orden de captura contra intendente de Jesús de Tavarangue

La denuncia había sido formulada por la propia Contraloría General de la República (CGR) ante el Ministerio Público, luego de ser detectados indicios del supuesto desfalco de unos G. 7.400 millones a la Municipalidad de Jesús de Tavarangue.

Asimismo, a Schlender Benítez se le atribuye al menos 10 hechos punibles de acuerdo a las denuncias realizadas por la Junta Municipal ante la Fiscalía, entre ellos, incluso, por lavado de dinero a través de las cuentas municipales.

El jefe comunal y el tesorero contaban con orden de captura y se presentaron recién en la jornada del jueves para la audiencia de imposición de medidas en el Palacio de Justica, en Asunción, donde fueron beneficiados con prisión domiciliaria.

Detalles del millonario desfalco

El contralor Camilo Benítez Aldana presentó la denuncia tras detectarse graves irregularidades en las documentaciones que fueron presentadas por la administración del colorado Hernán Adolar Schlender.

En la denuncia se resalta que muchos de los supuestos documentos fueron “clonados”, según lo que se pudo detectar en el proceso investigativo, al cual fueron sometidos los papeles.

Lea más: Denuncian por millonario robo a intendente de Jesús

La auditoría identificó un daño patrimonial a la Municipalidad de Jesús de Tavarangue de unos G. 7.418.589.000, por lo que todas las documentaciones fueron puestas a disposición del Ministerio Público.

Frente a estos hechos, ciudadanos locales tomaron la sede municipal exigiendo justicia, mientras que un grupo de jóvenes hacían volanteadas por diferentes puntos de la localidad, repartiendo panfletos con la foto y la frase: “Hernán Schlender Intendente de Jesús ANR - Prófugo de la Justicia”.

Schlender soporta al menos 11 denuncias en su contra, que pese a la gravedad no avanzaban en las diferentes unidades fiscales de Itapúa, hasta que los denunciantes llegaron hasta la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, quien dispuso una junta de fiscales de Asunción, y en poco tiempo imputaron al cuestionado administrador municipal, pidiendo también su captura.

Lea también: Fiscalía imputó y pide detención de intendente de Jesús de Tavarangue

Un grupo de concejales de Jesús lo acusó de innumerables irregularidades administrativas. Una de ellas tiene que ver con el supuesto pago a una ferretería de G. 2.370 millones por obras de infraestructura, cuando en realidad dicho comercio nunca realizó construcción alguna.

Así también, está el supuesto pago de G. 427 millones a una estación de servicios por combustible, que de acuerdo con la CGR, nunca se cargaron en las maquinarias municipales.

Para todas estas operaciones, el ente contralor confirmó que las facturas fueron clonadas, y que las mismas fueron emitidas en una imprenta que tampoco existe, y que por ende, no estaba habilitada por la Secretaria de Estado de Tributación (SET).

Dejá tu comentario