Interior

Intendente defiende pacto con ediles del clan Zacarías

 

El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto Vallejos, defiende el pacto con concejales simpatizantes del clan Zacarías Irún, que permitió instalar una nueva mayoría en la Junta Municipal. Aseguró que es la única forma de destrabar los proyectos que necesitan de la aprobación del Legislativo para poder ser ejecutados y beneficiar a la ciudadanía.

Salió al paso de sectores que lo critican por pactar con personas que él mismo denunció ante la Fiscalía, como es el caso de la ex intendenta interina Perla Rodríguez de Cabral, que tiene una causa por lesión de confianza en el Ministerio Público. Lo mismo ocurre con Celso Miranda, quien abandonó la oposición para pactar con los Zacarías en su frustrado intento por llegar a la intendencia municipal, tras la destitución de Sandra McLeod de Zacarías.

“Necesitamos de los votos de la legislatura para llevar adelante el proyecto de la Costanera, la planta de producción de asfalto, llevar adelante proyectos con dinero de royalties y Fonacide”, refirió el jefe comunal al defender su alianza.

DEFENSA. Dijo que son concejales municipales electos por el pueblo y con quienes se tiene que trabajar para poder llevar adelante proyectos. Insistió en que Celso Miranda fue un concejal electo por el pueblo, lo mismo ocurrió con Perla Rodríguez de Cabral.

Aseguró que luego de instalar esta nueva mayoría conformada por los concejales se desbloquearán todos los proyectos en favor de la ciudadanía. El bloque está conformado por María Portillo, Teodoro Tedy Mercado (PLRA), Hugo Benítez (independiente), Herminio Corvalán (Tekojoja). A los que se sumaron los del bloque del clan Zacarías Irún, como Celso Miranda, Perla Rodríguez de Cabral (colorados) y Javier Bernal (PLRA).

Negó que este apoyo tenga relación con la obtención de algún tipo de beneficios en licitaciones convocadas por la institución municipal. Aseguró que no habrá contrataciones masivas y que tampoco tiene que ver con influenciar a favor de la concejala Rodríguez de Cabral, que tiene una causa abierta en la Fiscalía.

Como parte de este acuerdo para formar la nueva mayoría, el miércoles pasado Celso Miranda fue electo nuevo presidente de la Junta Municipal, siendo destituido del cargo el concejal colorado Neri Chávez, del clan Zacarías.

El viernes pasado, la nueva mayoría sesionó en forma extraordinaria para tratar un único tema, dictámenes de comisiones. De esta manera, se logró aprobar una serie de proyectos de obras, entre otros pedidos que estaban literalmente congelados.

Dejá tu comentario