Política

Inseguridad pone al borde de la interpelación a ministros

 

La Cámara de Senadores resolvió ayer convocar a una sesión extraordinaria para el próximo martes, en la que figura como tema principal de la agenda la inseguridad que se vive en el país. Al mismo tiempo, miembros de la bancada cartista adelantaron que en la ocasión plantearán la interpelación de los ministros del Interior, Juan Villamayor, y de Defensa, Bernardino Soto.

Primeramente, el senador Amado Florentín alertó sobre la proliferación de la violencia a nivel país, que ya no solo se circunscribe al ámbito de frontera, sino a los centros de mayor población. Dijo que se debe conocer si el Ejecutivo tiene un plan de seguridad y debe informarlo al Senado.

Planteó que las principales cabezas de seguridad sean convocadas para informar a la mesa directiva, pero luego retiró su moción.

Tras esto se abrió una discusión en torno al mecanismo que adoptarían para que las autoridades respondan a las consultas.

La discusión varió de llamar a una sesión extraordinaria para tratar el tema de seguridad, hasta incluso interpelar a los ministros. Finalmente, quedó la primera propuesta. “Las fuerzas están rebasadas y es el pan de cada día. ¿Qué pasa con el servicio de inteligencia?, ¿falta planificación? Son varias las interrogantes que deben contestar los ministros. Vamos a plantear la interpelación, que no se vea como una medida de sanción, sino de informe”, señaló el senador Enrique Riera.

A esta propuesta se opuso la senadora Mirta Gusinky, quien dijo que el problema no es solo de este Gobierno.

“Pero esto no merece el pedido de interpelar, porque tampoco el otro Gobierno tuvo gran éxito en el combate al EPP y al crimen organizado”, dijo Gusinky.

juicio político. Algunos parlamentarios indicaron que ambos ministros deberían dar primero sus explicaciones a la mesa directiva y, de acuerdo con las explicaciones que den, no se descarta activar el mecanismo de juicio político a ambos; es decir, tanto contra el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, y el de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia.

Las críticas sobre los organismos de seguridad se agudizaron tras los últimos desenlaces fatales en el interior del país; uno en Liberación, en donde delincuentes volaron y robaron una sucursal de Visión Banco, tras sitiar el distrito, y el asesinato de un colono brasileño en Amambay.

Dejá tu comentario