Inseguridad

crecimiento económico

Endeudarse para pagar deuda no es buena política económica

Endeudarse para honrar deudas no es una buena política económica, sobre todo cuando las presiones por recurrir a este mecanismo son cada vez mayores. Cuando las autoridades señalan que se mejoran las condiciones del endeudamiento, lo que en realidad ocurre es que se transfiere a los gobiernos siguientes el compromiso de pago y, por lo tanto, las decisiones más conflictivas sobre cómo financiar, ya sea aumentando impuestos o reduciendo gastos. Transferir a otras gestiones y a otras generaciones impone una discusión nacional sobre la responsabilidad política y económica de quienes lo realizan