País

Inician ensamble del retablo hecho con 70.000 rosarios para la flamante beata

El montaje se hará a puertas cerradas, con el fin de que la obra sea desvelada recién durante la misa de beatificación de Chiquitunga. Las piezas llegaron ayer al estadio, tras poco más de seis horas de viaje.

La cuenta regresiva para la beatificación de María Felicia de Jesús Sacramentado, Chiquitunga, empezó. Desde las 07.00 de hoy empezarán el armado del gran retablo en el estadio de Cerro Porteño, donde llegó en la tarde de la víspera para la fiesta de beatificación que tendrá lugar el próximo sábado 23 de junio.

El montaje se hará a puertas cerradas, bajo estricta vigilancia, de modo a evitar que se filtren imágenes del retrato hecho con miles de rosarios de fieles de todas las latitudes que donaron sus objetos de oración. A las 9.00 partió de San Ignacio Misiones la caravana que llevaba en dos camiones transportadores, de la firma Serincar, los numerosos paneles que componen el presbiterio del retablo.

Muchas personas salieron a darle la bienvenida mientras ingresaban a la capital.

Alrededor de las 15.15 llegó la comitiva al estadio del club Cerro Porteño. Una veintena de fieles recibió al equipo comandado por el artista plástico Koki Ruiz. “Espiritualidad, fe y amor”. Con esas palabras resume Koki lo que les inspiró realizar este retablo que, una vez ensamblado, tendrá 14x18 metros de envergadura.

En febrero iniciaron los trabajos. De 20.000 rosarios solicitados al principio pasaron a desenrollar y clasificar, por colores, 70.000. Casi cuatro meses de trabajo intenso que empezó con seis personas y culminó la pasada semana con 18 colaboradores. “Cada uno tiene una historia. Mucha gente ha vivido con su rosario momentos dolorosos o de felicidad. Cada rosario es una historia personal y eso nos toca. Además, la historia de Chiquitunga que hemos conocido gracias a esta obra: su vida y todo lo que ella fue, la entrega total. Hemos entendido lo que es la fe y el amor conociéndole a Chiquitunga”, expuso el artista.

Estima que el ensamblado será “bastante fácil”, pues aprendieron bastante –dijo– cuando armaron el retablo de maíz hecho para el papa Francisco. Recién en la víspera de la beatificación culminará el armado de la obra. (P.V./V.R.)

Dejá tu comentario