Economía

Ingresos crecen 8,5% al cierre de setiembre, pero no alivian déficit

 

Los ingresos del Estado por la recaudación de impuestos internos cerraron el tercer trimestre del año con un crecimiento efectivo del 8,5%, según informó ayer la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

El reporte de la Administración Tributaria indica que los ingresos efectivos llegaron a los G. 10,6 billones (USD 1.708 millones al cambio actual), lo que representa unos G. 838.301 millones (USD 134,1 millones) más que lo registrado en el mismo periodo del año pasado.

Este número trepa a los G. 11,6 billones si se tienen en cuenta los pagos con créditos fiscales. En este caso, el crecimiento llega al 10% (ver la infografía).

El gravamen más recaudador sigue siendo el impuesto al valor agregado (IVA), que registró G. 5,7 billones. El IVA, principal reflejo del consumo interno, repuntó levemente y al cierre de setiembre creció en un 2,7%.

Lo siguen el impuesto a la renta comercial, industrial y de servicios (Iracis), con una recaudación de G. 4,6 billones (+19,8%); y el impuesto selectivo al consumo (ISC), con ingresos por G. 484.433 millones (+4,5%).

DÉFICIT. Este crecimiento en los ingresos de la SET, sin embargo, se ve opacado por la caída en la recaudación aduanera.

Las estadísticas oficiales indican que los ingresos por importaciones no repuntan y al cierre del tercer trimestre registran una caída de G. 247.267 millones. En términos porcentuales, la disminución es del 3,2%.

Desde el Ministerio de Hacienda señalaron que estos resultados confirman que los ingresos obtenidos a falta de tres meses para el cierre del año no son suficientes para contrarrestar el aumento de los gastos, por lo que los técnicos de la cartera están ultimando los detalles para pedir al Congreso la ampliación del déficit fiscal.

El déficit fiscal es generado cuando los gastos que realiza el Estado son superiores a los ingresos que obtiene. La Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) fija como tope del déficit el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que representa USD 600 millones.

Sin embargo, la legislación establece que el Ejecutivo podrá pedir al Congreso suspender el tope fiscal en casos de crisis internacionales que impacten en nuestro mercado o cuando se produzca una caída económica interna, situaciones que se están cumpliendo en la actualidad.

Al cierre de agosto, el informe de situación financiera emitido por Hacienda indicaba que el déficit se ubicaba ya en el 1% del PIB, mientras que el anualizado (últimos 12 meses) ya llegaba al 1,8%.

El Gobierno busca saltar el tope legal este año para no frenar las inversiones en plena ejecución del programa de reactivación económica.

A inicios de junio, el Gobierno anunció una inyección de USD 1.543,5 millones para frenar la desaceleración. El plan se trata de un paquete de medidas que se dividen en tres: aceleración de las obras públicas por USD 1.175 millones; asistencia social por USD 114,5 millones; y apoyo a la producción, el comercio y el empleo por USD 254 millones.


No ingresarán USD 230 millones
El bajón económico por el que atraviesa nuestro país ya obligó al Gobierno a realizar un recorte al Presupuesto General de la Nación (PGN) en julio pasado, y de acuerdo con la estimación del Fisco, se dejarán de recaudar impuestos por valor de USD 230 millones en este año.Ante la caída del consumo y su efecto en las recaudaciones tributarias, el Equipo Económico había pedido a la SET y a Aduanas endurecer los controles para mejorar las recaudaciones fiscales, con el objetivo de que tengan un crecimiento del 7% en este segundo semestre. Sin embargo, la merma en las importaciones está afectando duramente a Aduanas.

SET reportó que la recaudación efectiva aumentó en USD 134,1 millones al cierre del tercer trimestre. No obstante, caída aduanera llega al 3,2% y Hacienda ultima detalles para pedir ampliación del déficit.

Dejá tu comentario