Sucesos

Informe revela presunta omisión de auxilio policial a campesinos heridos

Fotos incluidas en la investigación paralela sobre la matanza ilustran cómo policías impidieron que paramédicos asistan en ambulancia a un campesino baleado. La Fiscalía no tomó en cuenta el hecho.

Por Andrés Colmán Gutiérrez

andres@uhora.com.py

Las imágenes hablan por sí mismas. Son 13 fotografías, contenidas en el informe "Matanza de Curuguaty", investigación paralela realizada por la Plataforma de Estudios e Investigación de Conflictos Campesinos (Peicc), presentado el martes.

Las fotos fueron tomadas en la mañana del viernes 15 de junio de 2012, a pocas horas del infernal tiroteo en Marina Cué, que dejó 11 campesinos y 6 policías muertos a balazos.

En las primeras imágenes se ve a dos campesinos pidiendo auxilio a un grupo de policías, al costado de la ruta 10 Residentas (que une Curuguaty con Salto del Guairá), casi frente a la entrada a Campos Morombí.

La identificación posterior permitió comprobar que se trataba de Felipe Nery Urbina (de camisa blanca) y Arnaldo Quintana (de remera y campera oscura).

Urbina es comerciante de Yby Pytã, quien asegura que a la hora del tiroteo estaba allí, a kilómetros del lugar de la masacre, en una reunión con autoridades sobre el proyecto de elevar la población a categoría de distrito.

Sostiene que cuando supo lo ocurrido, acudió inmediatamente a prestar auxilio. En medio del caos halló a Quintana con una herida de bala en el vientre, y lo ayudó a intentar llegar a un puesto médico.

OMISIÓN. En la secuencia de fotos, se los ve rodeados por policías. También se observa que llega una ambulancia de la Gobernación de Canindeyú (chapa BFG833), con paramédicos, que abren la puerta trasera del vehículo y se disponen a alzar al herido y a su acompañante.

En otra foto, los policías parecen oponerse a que sean alzados. Las puertas de la ambulancia se cierran y el vehículo se aleja. El campesino herido y su acompañante son esposados y alzados a la carrocería de una patrullera.

"Con estas pruebas, la Fiscalía está obligada a abrir una investigación contra estos policías, por denegación de auxilio, omisión del deber y otros delitos conexos", sostiene el informe, alegando que no se las tomó en cuenta. Urbina y Quintana están entre los 15 campesinos imputados y presos por la masacre.

Dejá tu comentario