País

Inédita cirugía neurocerebral con paciente despierta duró seis horas

El periodo de recuperación dependerá de cada persona. Esta es la primera vez que en Paraguay, desde Clínicas, se aplica una intervención de este tipo para pacientes con tumores en el cerebro.

Todo va bien. Próxima a recibir el alta, la paciente que fue operada el viernes pasado de un tumor en la cabeza estando despierta, evoluciona favorablemente.

“La paciente tuvo muy buena evolución. Salió de terapia intensiva a las 24 horas de la cirugía pasando a sala común de neurocirugía. Hoy estaría ya de alta. Ya se moviliza sola, y no tiene ningún déficit”, informó la neurocirujana Gabriela Moguilner.

Los problemas de salud de la paciente de 39 años, oriunda de Caazapá, empezaron hace tres meses, aproximadamente. Sin embargo, de niña tenía dolores de cabeza constantemente, relató su hermana Nilda Pereira. En los últimos meses, padecía de desmayos durante la noche, siguió contando.

La familia decidió llevarla al Hospital de San Juan Nepomuceno. Como los desmayos continuaban, la llevaron a Clínicas. La mujer de 39 años fue la primera en el país en ser operada de esta manera.

Preparación. Llevar adelante este procedimiento, requirió un tiempo de evaluación de dos años, reveló la neurocirujana Gabriela Moguilner.

Luego de esta primera intervención ya existe otra en espera para la cual aún no se tiene fecha, adelantó la profesional que formó parte del equipo quirúrgico.

La doctora Moguilner detalló que alrededor de un mes llevó la preparación para la intervención. Aparte de los estudios clínicos, se realizaron otras pruebas.

“Se estudia el perfil neurosicológico con las neurosicólogas. Además se practican los ejercicios durante la neurocirugía”. Con respecto al tiempo de recuperación, señaló que no existe nada estandarizado, depende de cada paciente. El seguimiento del tumor se realiza de por vida. En el caso de la caazapeña, aclaró que no se extirpó completamente el tumor. “En la cirugía encontramos zonas que eran críticas para el habla. Para que no quede con ninguna secuela, se respetaron esas zonas”, detalló.

Expresó que el objetivo de la cirugía consistió en conservar las funciones. “Además se reducen los síntomas”.

La intervención y su proceso demandó alrededor de seis horas de trabajo, contó Moguilner.

Reveló que dentro de la preparación, horas antes, se trabaja con la paciente para que durante la intervención esté tranquila y relajada. Para este fin, está acompañada del equipo quirúrgico y las neurosicólogas.

La doctora Moguilner destacó que esta intervención inédita en el país, fue posible mediante el apoyo brindado por el doctor Jorge Giubi, director del Hospital de Clínicas. También resaltó la labor del jefe de Neurocirugía del centro asistencial, doctor Fabrizio Frutos, y del doctor Walter Delgado, jefe del Departamento de Anestesiología.

Cirugia tumoral con paciente despierto.png

Está evolucionando perfectamente. Está hablando, ya se levanta, ya camina un poco con nuestra ayuda. Nilda Pereira, hermana de la paciente.

20 profesionales demandó la intervención; entre ellos 5 neurocirujanos, 5 anestesistas, 2 neurosicólogos.

1 mes fue el tiempo que llevó la preparación de la paciente para llegar a la fecha de la operación inédita en el país.

Riesgos dependen de la localización
La doctora Gabriela Moguilner reveló que en una intervención como la que se realizó, los riesgos dependen de la localización del tumor. “Tiene los riesgos que cualquier cirugía de tumor cerebral conlleva. Estos pueden ser sangrado, problema en el habla, problema motor, infección posquirúrgica. Esto dependerá de la localización de cada tumor”, refirió la neurocirujana que trabaja en el Hospital de Clínicas.



Dejá tu comentario