Economía

Industria aceitera reafirma la complejidad de sus procesos

 

El Complejo Agroindustrial Angostura SA (Caiasa) produce aceite, harina y pellets de soja luego de un complejo proceso, lo cual hace que la actividad pueda ser calificada como industria.

Fue lo explicado por Julio Fleck, jefe de Producción de la planta de la mencionada empresa. El complejo es el más grande y moderno de su tipo dentro de nuestro país, y funciona desde el 2014, contó.

Fleck dio una charla dirigida a comunicadores acerca de todos los procesos por los que pasa el grano de soja para obtener los productos mencionados.

Explicó que estos productos son considerados semielaborados debido a que son utilizados como materia prima para hacer otros productos, no porque el proceso para llegar a ellos no sea complejo.

De cien toneladas de soja ingresadas a la planta, 72 toneladas se convierten en harina, 20 toneladas en aceite desgomado y 5,5 toneladas en pellets (cáscara de soja), dijo.

Puso de ejemplo el aceite desgomado, que es el que se obtiene en esta planta. Este aceite pasa por múltiples etapas, desde que es soja en estado natural hasta quedar en el producto líquido.

Este proceso se realiza en dos plantas independientes dentro de Caiasa, una de preparación y otra de extracción. Se necesitan vapor de agua, agua, energía eléctrica, mano de obra y otros insumos, señaló.

Luego se llega al producto final dentro de la planta. Este aceite posteriormente sale y va a refinerías, que suman cinco etapas más hasta obtener el tipo de aceite al que están acostumbrados los consumidores, explicó Fleck.

Esto no quiere decir que el aceite que sale de la planta no pueda consumirse, sino que el mismo debe refinarse por preferencias del mercado, marcas y otros factores comerciales.

De hecho, Caiasa recibe los granos en estado natural de tres empresas: Bunge Paraguay SA, Louis Dreyfus Company (LDC) y Copagra. Estas mismas empresas luego retiran los productos elaborados, señaló, por su parte, el gerente industrial Norberto Vuyk.

expectantes. Por su parte, la gerente general de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), Sandra Noguera, reiteró que las industrias deben recibir el 100% del IVA por tratarse de industrias, así como lo autorizó la Corte Suprema de Justicia.

No obstante, con el decreto del Ministerio de Hacienda, esto quedó en la nebulosa. “Cinco meses después el Ministerio de Hacienda vuelve a sacar otro decreto en los mismos términos limitando la devolución del IVA al 50%”, reiteró. Pero quedan expectantes porque se iniciaron las conversaciones con el futuro ministro, Benigno López.

Dejá tu comentario