16 jul. 2024

Indert inicia proceso de recuperación de tierras fiscales con cultivos de soja

El Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) inició el proceso para la recuperación de tierras fiscales utilizadas por personas no sujetas a la reforma agraria. Los inmuebles adquiridos para ayudar a los campesinos hoy son utilizados por sojeros, según datos del ente.

Itakyry.jpg

El Indert intervino en inmuebles ubicados en Itakyry. Foto: José Molinas

“El proceso que estamos llevando adelante es algo natural que en algún momento de la historia debía realizarse”, dijo el titular del Indert, Justo Cárdenas, con relación al ordenamiento que debe hacer el Estado para recuperar su patrimonio.

Refirió que miles de hectáreas adquiridas por el Estado para dar una función social actualmente no están cumpliendo con esa disposición. En los inmuebles recuperados se quiere reubicar a los carperos asentados en el Parque Ñacunday.

Cárdenas mencionó que existe resistencia por parte de algunos sojeros en Itakyry, pero cree que eso será una constante porque existen muchos intereses de “gente avivada que usurparon ilegalmente las tierras del Estado para sembrar soja u otros productos sin que esto represente la función para lo cual fueron adquiridas”, cuestionó.

Fue claro al decir que esas personas están cultivando sin autorización alguna y que actualmente esas tierras tienen un alto valor que rondaría los USD 15.000 por hectárea.

“El Estado hoy está subsidiando al sector más rico y poderoso del país y, en contrapartida, no tiene recursos para dar respuestas sociales a los sectores más vulnerables y más pobres”, lamentó Cárdenas al tiempo de agregar que esa situación se desea revertir.

Para hacer este proceso, el Indert recurrió a todos los recaudos jurídicos para tomar posesión de las propiedades. “Cuando uno ingresa a su casa no pide permiso a su vecino, sin embargo, nos hemos apegado hasta el límite de lo absurdo a la Ley para que no seamos sujeto de una demanda por cualquier tipo de acción judicial”, afirmó a la 780 AM.

Según el censo realizado en Ñacunday, existen unas 450 familias que serán distribuidas en las 900 hectáreas que se busca recuperar.

Las personas arraigadas en el sitio, con un rancho, cultivos de autoconsumo y que no hayan pagado al Indert, también serán formalizadas e incluidas en la lista de beneficiarias porque es lo que se busca, aseguró Cárdenas.

“Pero a esas personas que adquirieron lotes de 20 o 30 hectáreas a los efectos de arrendar el inmueble no le vamos a reconocer su adjudicación, y vamos a revertir a favor del patrimonio del Estado como la ley establece”, aseveró.

Más contenido de esta sección
Los dos trabajadores de la firma Ochsi que estuvieron expuestos a una nueva fuga de amoníaco fueron dados de alta, luego de permanecer bajo observación en el Instituto de Previsión Social (IPS).
Los funcionarios de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) del Departamento de Alto Paraguay realizaron un paro de sus actividades y protestas para solicitar la remoción del cargo del encargado de la Agencia Regional de Alto Paraguay, cuya labor era cuestionada por los técnicos de cada distrito.
Comunidades indígenas del Bajo Chaco bloquearon la ruta Concepción-Pozo Colorado exigiendo asistencia gubernamental por la sequía imperante en la zona.
La Dirección Nacional de Migraciones se sumó a la iniciativa llamada Punto Atenas para detectar documentos falsos y delitos conexos. Se trata de un trabajo en red respaldado por Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.
Desde el Gobierno Nacional anunciaron que a partir del próximo 5 de agosto proveerán alimento escolar a instituciones educativas de 90 municipios en el marco del programa estrella del presidente de la República, Santiago Peña, denominado Hambre Cero.
La Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT) incautó partes de armas de grueso calibre ocultas en encomiendas en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi.