Política

Indert conocía irregularidades en el caso Rocholl

El Indert estaba en conocimiento de las irregularidades en el caso de Karen Julieta Rocholl de Kanonnikoff, familiar del empresario portuario Pedro Kanonnikoff.

Según documentos oficiales del instituto, en una nota del 15 de octubre de 2013 el señor Luis Saps Kranzenblum, bajo patrocinio de abogado, informó a la actual administración de Justo Cárdenas que la resolución de adjudicación a Rocholl era inexistente.

En la nota, Saps indicaba que es propietario del inmueble conocido como lote Nº 64 del distrito de Bahía Negra de 4.000 hectáreas.

Sin embargo, a través de una resolución fabricada, el mismo inmueble fue otorgado en una supuesta cesión a Cecilia Noemí Medina por Rocholl de Kanonnikoff.

Llamativamente recién el pasado 3 de febrero (más de tres meses después) y tras salir a luz más casos de presuntas adjudicaciones irregulares a integrantes de la familia Kanonnikoff, el Indert decidió revocar la adjudicación. Hasta el momento, el ente agrario no informó si presentó ante la Fiscalía la denuncia por el caso.

Hay que recordar que otro caso donde existirían irregularidades en la adjudicación es el de Pedro Kanonnikoff, quien fue beneficiado con el lote Nº 70, que había sido solicitado por su hijo Wladimir. Este falleció antes de ser beneficiado.

En este caso se adjudicó a su padre bajo la actual administración sin que se cumplan las condiciones establecidas en el Estatuto Agrario y violando una disposición judicial.

La familia Kanonnikoff solicitó en total unas 32.000 hectáreas en el Chaco a través de siete de sus miembros, y Cárdenas reconoció que todos los expedientes están viciados de irregularidades menos el que él adjudicó.

Dejá tu comentario