Turismo

Independencia, paraíso en las orillas del Ybytyruzú

El distrito de Independencia, Departamento del Guairá, ubicado en las laderas de la cordillera del Ybytyruzú es considerado como puntal turístico importante en el país, ya que posee una riqueza geológica y paisajística admirada por lugareños y turistas.

Además, esta localidad alberga dos culturas: la paraguaya y la alemana, que a lo largo del tiempo se han fusionado logrando mostrarse ante el mundo entero como una comunidad rica en muchas facetas.

Mucho antes de la llegada de Cristóbal Colón a América, pasaron por estas tierras los vikingos, que dejaron a su paso escrituras rústicas en los paredones del cerro Akatî, según el padre Óscar Hermosilla, ex cura párroco de la parroquia San Vicente de Paul.

Anteriormente, la zona era denominada como Colonia Independencia y antes de la civilización ya estaba habitada por numerosos grupos de indígenas de la parcialidad Mbya y Guayaki.

Según el sacerdote, finalizada la guerra mundial, Alemania quedó devastada económicamente, sin embargo Paraguay tenía muy poca población y según el ex presidente José P. Montero, faltaba gente para convertir el monte en zona agrícola productiva. Fue entonces que él, a través de su Gobierno, hizo propaganda en Alemania ofreciendo tierras de manera gratuita a los interesados y así llegaron los primeros alemanes a la zona.

Durante la Guerra contra la Triple Alianza, muchos utilizaban estos lugares para esconderse de los ejércitos genocidas y es por eso que no se puede determinar la fecha exacta de la primera llegada de los pobladores foráneos por este territorio.

En el año 1800 llegaron las primeras familias alemanas en un pequeño poblado llamado Muvevo, que hoy se denomina Curuzupé. Los primeros extranjeros en asentarse en la zona fueron los Quellmalz.

Independencia tuvo sus luces y sombras, pero con la calidad de su gente creció de una manera considerable y sigue aspirando a grandes sueños.

Esta comunidad fue elevada a distrito el 23 de junio del año 1955, por Decreto 260 de dicho año.

Obras. Las primeras obras emblemáticas en la zona fueron las escuelas Alemana y la Graduada N° 183 Valerio Godoy, además de la apertura de caminos, bancos, correo, entre otros.

Además, este distrito cuenta con la parroquia San Vicente de Paul, que fue construida totalmente de piedra en el año 1939, gracias a la labor de los varones, mujeres y niños, que transportaron las piedras del arroyo Takuara sobre sus cabezas, carretillas, entre otros, para levantar la infraestructura que fue erigida en honor al santo patrono de la comunidad. Tras 11 años de trabajo finalmente fue inaugurada y hoy en día es muy admirada por los turistas.

Independencia.

Otra riqueza arquitectónica es la réplica de un castillo, cuyo artífice del diseño fue el arquitecto Guillermo Echauri, quien ordenó construirla con la intención de homenajear a sus ancestros, provenientes de Navarra, España, donde existen varios castillos de la época medieval. El sitio no está habilitado para los turistas, pero desde la ruta N° 8 puede ser apreciada.

Independencia.

Maravillas naturales. Así mismo, esta comunidad cuenta con varios atractivos naturales como el salto Cantera, Itá Letra, salto Suizo, salto Mirian Mabel, Granja Francisca, salto Pa'i, cerro Tres Kandu, cerro Acatî, entre tantos otros.

Independencia.

A la entrada del casco urbano (Melgarejo) se puede apreciar la primera caldera de Independencia, ubicada en la rotonda, que es significativa para los pobladores. La misma fue una donación del señor Carlos Bellenzier.

Independencia.

En la zona también existen productores de uvas, que poseen grandes bodegas donde añejan todo tipo de vinos, considerados como los mejores del país.

Sin duda alguna, Independencia es un distrito ideal para visitar también por su diversidad gastronómica y hotelera, además de su tradicional Fiesta de la Cerveza, Expo Ecológica, festivales populares y otros. Esta localidad está ubicada a unos 144 kilómetros de Asunción.

Dejá tu comentario