Economía

INC despilfarró USD 67 millones de los bonos, revela auditoría de CGR

Recursos se utilizaron en contrataciones que no formaban parte de la adecuación del horno de clinker. Hasta complejo habitacional se mejoró en la era de Jorge Méndez, pero no la producción.

La Contraloría General de la República (CGR) detectó que la Industria Nacional del Cemento (INC) despilfarró USD 67 millones de los bonos soberanos, recursos que fueron utilizados durante la administración del ex titular del ente, Jorge Méndez.

La cifra se desprende de la auditoría que elaboró el organismo contralor, al que tuvo acceso ÚH y que se dará a conocer oficialmente la próxima semana. En total, se realizaron 15 observaciones de las anomalías detectadas.

Según el escrito, la INC incluyó en el proyecto gastos no inherentes al objetivo que consistió en “adecuar el horno III de Clinker” para disminuir de forma relevante y sostenida el costo del cemento.

Además, resalta que pese a las inversiones, la producción de clinker (materia prima principal para producir cemento) se mantuvo muy por debajo de la capacidad garantizada de producción, llegando en el 2017 a una producción de solo 139.430 toneladas/año, equivalente a solo 23%.

Agrega que de los USD 67 millones recibidos por la entidad, USD 15 millones se destinaron para la planta de Villeta y que se adquirió un molino diferente a lo previsto en el pliego de la licitación, lo que representó un incremento de G. 7.553 millones del monto del contrato.

“La INC resolvió suscribir una adenda con la firma Enginnering SA a días de suscribir el contrato principal, para adquirir un molino de cemento con capacidad de producción de 80 toneladas/horas en cambio al de 55 toneladas/horas establecidas inicialmente en el PBC y la resolución de adjudicación, el cual generó ampliaciones al valor del contrato por un total de G. 7.553.185.400”, reza el documento.

Asimismo, con Enginnering SA también se firmó otra adenda por G. 900 millones para la capacitación de funcionarios designados a operar las nuevas máquinas, servicio que ya estaba incluido en el contrato inicial.

Otro hecho que destaca la CGR es que la cementera volvió a llamar a un proceso licitatorio en el 2017 para contratar a la firma Distripen por G. 6.321 millones, para la adquisición de sistema de neumático de transporte de cemento para la fábrica de Villeta, equipos que ya debieron ser proveídos por la misma empresa en el año 2015, a través de otra licitación.

Por otro lado, la INC también resolvió ampliar el monto del contrato con la firma Sotec por G. 705 millones, en el que se estableció realizar trabajos en la fábrica de Villeta, a pesar de que el pliego de la licitación, la adjudicación y el contrato principal fueron para la consultoría a las obras en Vallemí.

MEJORAN COMPLEJO. Los recursos de los bonos también fueron utilizados para el mantenimiento del complejo habitacional de la INC, dentro del predio de la fábrica de Vallemi, donde se utilizaron casi 400.000 dólares y también se usaron G. 7.230 millones para “mejoras edilicias” de la fábrica de Vallemí. Ambas inversiones no formaban parte del plan.

Otro punto que resalta es que la INC pagó G. 6.205 millones a la firma Consorcio Vallemi, para el servicio de fiscalización de la construcción civil, montaje técnico, eléctrico, entre otros, que tampoco estaban previstos para invertir los recursos de los bonos. La cementera, asimismo, contrató a la firma CIE SA para la supervisión técnica del montaje y puesta en marcha del enfriador de clinker, por un valor de G. 3.420 millones, servicio que debía realizar la firma Claudius Peters, proveedora de los equipos.

Embed

También se detectó falencias del horno
La Contraloría también enfatizó en su auditoria que el promedio de paradas del Horno III de Clinker estuvo por encima de los 2 meses y medio por año, lo que impactó de manera directa en la producción de clinker y, por ende, en la producción del cemento. Vale señalar que por los continuos problemas con el nuevo sistema de combustión -que no produce en su capacidad total- ya generó en varias ocasiones la acumulación de toneladas de harina de clínker por el patio de la INC.

Dejá tu comentario