Sucesos

Imputan a tutora de Carolina y piden que militar sea procesado por crimen

Fiscalía emitió la orden de detención de Ramona Melgarejo Figueredo y solicitó que su esposo, Tomás Ferreira Rojas, sea procesado por homicidio doloso. Con esto, el fiscal descarta hipótesis de accidente.

El fiscal Gustavo Chamorro imputó ayer por dos hechos punibles a Ramona Melgarejo Figueredo, la tutora de Carolina Marín, la niña de 14 años que trabajaba como criadita en su casa en Vaquería y que fue golpeada hasta la muerte el pasado 20 de enero.

Asimismo, el agente del Ministerio Público solicitó al Juzgado Penal de Garantías que cambie la carátula de la causa abierta a Tomás Ferreira Rojas –el tutor de Carolina que la mató a golpes– de homicidio culposo a homicidio doloso.

Con esto, la Fiscalía descarta su hipótesis inicial de un supuesto accidente y apunta a que Tomás Ferreira Rojas, un militar retirado, tuvo una intención criminal.

De hecho, el pedido de cambio de calificación es a homicidio doloso con el agravante de haber sometido "a la víctima a graves e innecesarios dolores físicos o síquicos para aumentar su sufrimiento", de acuerdo con los artículos e incisos citados por el Ministerio Público. El imputado se expone a una pena de hasta 30 años de cárcel.

El pedido de cambio de calificación se basa en un informe del médico forense de la Fiscalía, Fredy Muñoz, sobre las lesiones que presentaba el cuerpo de Carolina.

El profesional concluyó que la niña fue golpeada con un objeto contundente y los órganos más sensibles que pudieron afectarse son los riñones, el hígado y el vaso. Además, señaló como causa de muerte el shock hipovolémico por hemorragia interna por politraumatismo severo.

La misma Carolina relató a su hermanastra que Ferreira la golpeó con un palo de madera, según declaró posteriormente la joven en la Fiscalía.

BUSCADA. Paralelamente, el fiscal Chamorro emitió una orden de detención en contra de Melgarejo, quien fue imputada por los delitos de violación del deber del cuidado y violencia familiar.

Para esta imputación, el Ministerio Público tuvo en cuenta los testimonios de vecinos del matrimonio Ferreira Melgarejo. Varios testigos contaron que los maltratos a Carolina eran constantes y que la niña era explotada laboralmente.

La imputación se presentó dos semanas después del crimen, luego de que organizaciones sociales y pobladores de Vaquería se manifestaran exigiendo que Ramona Melgarejo también sea indagada.

Gabriel Armoa Pintos, albañil considerado como uno de los testigos del caso, está con orden de captura al no comparecer ante el llamado del Ministerio Público.

Según contó Melgarejo, Ferreira le relató que encontró a Carolina y el albañil besándose, por lo que decidió castigar a la niña golpeándola con la rama de un árbol.

Actualmente Ferreira guarda prisión preventiva en la cárcel de Coronel Oviedo. El fiscal Chamorro solicitó al juez a cargo de la causa, Carlos Zelaya, que mantenga la misma medida cautelar mientras dure el proceso penal.

El matrimonio también es investigado por el delito de trata de personas. Esta causa está a cargo de la fiscala Teresa Martínez, de la Unidad de Lucha contra la Trata de Personas. El criadazgo es una figura penada por ley, recordaron fuentes judiciales.

Dejá tu comentario