Política

Imputado mantiene 4 custodios policías

 

El diputado cartista, el imputado Tomás Rivas, sigue con cuatro policías bajo su mando. Incluso más que el propio presidente de la Cámara Baja, Pedro Alliana, quien solamente tiene tres, a pesar del cargo que ostenta y las amenazas que reciben él y su familia.

Al asumir la presidencia de Diputados, Alliana anunció la disminución de los efectivos policiales a cargo de los legisladores y también de los encargados de la seguridad en la sede parlamentaria.

Consultado sobre esta situación, el titular de la Cámara Baja dijo que desconoce por qué su colega necesita tantos custodios y que eso es responsabilidad de cada legislador, que hace la solicitud a la Comandancia de la Policía Nacional sobre el número de efectivos policiales que precisa para su custodia.

“Cada diputado hace su pedido. Creo que la Comandancia debería poner un tope”, dijo Alliana, como tratando de desmarcarse de esta situación y pasar la responsabilidad a otra persona.

antecedentes. Rivas está imputado por cobro indebido de honorarios, estafa y expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso. El legislador fue procesado luego de publicaciones de Última Hora que revelaban que tenía tres caseros cobrando dinero del Estado. Por esta causa, el diputado fue desaforado el pasado 22 de mayo, luego de múltiples chicanas.

Otro legislador privilegiado con custodio particular es el también cartista Hugo Ramírez. El mismo cuenta con tres policías a su disposición. Intentamos comunicarnos con él para saber por qué necesita tres guardias; sin embargo, no respondió las llamadas telefónicas ni los mensajes de texto.

Asimismo, Néstor Ferrer, colorado cartista, tiene tres agentes policiales con él y esa práctica ya data desde el periodo pasado. Tampoco respondió las llamadas.

Del total de policías (114) que eran custodios personales de los diputados, durante la administración del oficialista Miguel Cuevas, que llegó a tener 14 agentes a su disposición, ese número ahora bajó a 33 y los que prestan servicios de vigilancia dentro de la institución pasaron de 51 a 47 .

Cabe mencionar que cada policía que presta servicios en Diputados recibe un plus por sobre su salario, que es de G. 1.100.000, motivo por el cual muchos de ellos aceptan ser choferes o mandaderos de los legisladores.

Uno de los motivos por los que Alliana decidió la disminución de policías en la sede parlamentaria fue la falta de rubro para el pago del plus, más allá que considera que no exista necesidad de contar con esa cantidad de oficiales.

Los policías desafectados de la Cámara de Diputados cumplirán funciones en otras instituciones del Estado, como ser el Instituto de Previsión Social (IPS) y Copaco.

Embed

Dejá tu comentario