Nacionales

Imputada relata el único día que vio con vida a una de las víctimas

María Araceli Sosa Díaz, detenida e imputada por homicidio doloso en calidad de cómplice, contó que el único día en que vio con vida a una de las víctimas del quíntuple homicidio en Asunción fue el viernes 5 de octubre.

La detenida e imputada María Araceli Sosa Díaz contó que el único día en que vio con vida a Julio Rojas del Valle, una de las cinco víctimas asesinadas en una vivienda en Asunción, fue el viernes 5 de octubre, hace exactamente seis días.

Este lunes en esa residencia se encontraron los cuerpos sin vida de Dalma María Rojas Rodas; su padre, Julio Rojas del Valle; su madre, Elba Rodas, y sus hijos de 4 y 6 años. Cuatro de los cuerpos fueron hallados en fosas y el quinto bajo escombros. Se presume que todos fueron asesinados a puñaladas.

María Araceli era coordinadora de Producción de Bruno Marabel, principal sospechoso del quíntuple homicidio, en un local de comidas rápidas y fue ahí que nació una amistad entre ambos.

Lea más: Imputada da su versión del encuentro en la "casa del horror"

La joven, quien se encuentra privada de su libertad en la Comisaría 17 de Mujeres, dijo que conoció al señor Julio Rojas aquel viernes 5 de octubre, al mediodía y que Bruno Marabel actuó de una forma muy extraña al ver a Rojas.

casa del terror3.jpg
Así se encuentra actualmente la vivienda conocida como la
Así se encuentra actualmente la vivienda conocida como la "casa del terror".

Recordó que, aquel día, ella y Bruno estaban llegando a la vivienda, ubicada en las calles Oliva y Montevideo, y al entrar encontraron a don Rojas dentro de la casa; al verlo, Bruno parecía sorprendido.

Nota relacionada: Supuesto homicida vivía en "casa del horror" pese a crimen macabro

"Conocerle al señor Rojas fue una casualidad. Bruno no pensó que iba a pasar. Cuando nos fuimos a la casa el señor Rojas estaba ahí, pero llegó así de imprevisto, nosotros estábamos llegando con Bruno y el señor estaba ahí. Él reaccionó de una manera extraña al verlo a él, parecía sorprendido", contó a NoticiasPy.

Araceli le preguntó al joven por qué actuó de esa manera, a lo que él le contestó que pensó que alguien entró en la casa. Luego le dijo que su familia tenía problemas con don Rojas.

Posteriormente, don Rojas le dijo a Araceli que le revise su celular porque no tenía señal y que pasaron varios días de incomunicación con su familia.

"Él dijo que estuvo muchos días sin comunicarse con su gente porque su teléfono estaba apagado y sin señal", recordó.

Te puede interesar: Macabro hallazgo de cinco cuerpos en pleno microcentro de Asunción

Luego, entre otras palabras, el hombre le contó que se dedicaba a la venta de terrenos, a lo que ella le preguntó si no le podía conseguir uno, le dijo que sí podía hacerlo por la suma de G. 10 millones.

"Bruno no me presentó al señor Rojas, él me dijo: 'Mi hija, yo soy don Rojas, me dedico a la compra y venta de terrenos'. Le pedí que me consiga uno y me dijo que me iba a conseguir por G. 10 millones. Ellos hablaban de estafas, de terrenos", manifestó.

casa del terror1.JPG
La vivienda, ahora conocida como la "casa del terror", está ubicada en la calle Oliva casi Montevideo de Asunción." casa="" del="" terror="" est="" ubicada="" en="" las="" calles="" oliva="" y="" montevideo="" de="" asunci="" n="" id="5055099-Libre-1625091516_embed" />

La vivienda, ahora conocida como la "casa del terror", está ubicada en la calle Oliva casi Montevideo de Asunción.

La alfombra en la sala

Según las autoridades, los homicidios de las tres personas adultas se cometieron en la sala de la vivienda, donde había una alfombra.

La joven contó que el día en que vio a don Rojas la alfombra estaba en la sala y que al día siguiente, el sábado 6, fue a la vivienda para almorzar al mediodía y, al entrar, vio a Bruno baldeando la casa con soda cáustica, asegurando que ese día la alfombra ya desapareció del lugar.

Lea más: Mujeres detenidas estuvieron tres días en la casa tras quíntuple homicidio

"Fue la primera vez que noté algo raro, le pregunté por qué estaba lavando con soda cáustica y me dijo que le ayudemos a limpiar la casa. La única alfombra que llegué a ver es la que estaba en la sala. Él empezó a derramar agua, el piso estaba negro porque la alfombra estaba sucia abajo", relató.

casa del horror1.JPG
El hallazgo de los cuerpos se produjo en la tarde de este lunes en una vivienda en Asunción.
El hallazgo de los cuerpos se produjo en la tarde de este lunes en una vivienda en Asunción.

Bruno tenía una herida en el dedo

Ese mismo día, Bruno fue a su trabajo y a Araceli le llamó la atención que él tenía una herida en el dedo de una de sus manos.

"Ese mismo día, Bruno llegó con una herida, le faltaba un pedazo de carne en el último dedo de la mano derecha. Él dijo que supuestamente le mordió la perra que tuvo cría, porque se trancó una de sus crías y él le ayudó a sacarle, ella reaccionó y le mordió, le sacó un pedazo de carne", relató.

La reunión del sábado pasado

El sábado 6 de octubre pasado, en horas de la noche, Araceli fue a la vivienda de Bruno, en compañía de su hermano, Marcelo Gabriel Sosa Díaz; Alba Armoa y otra compañera. Allí, cenaron hamburguesas, iban a hacer karaoke, sin embargo, se retiraron temprano del lugar.

"En ningún momento supimos que él estaba viviendo con alguien ahí, siempre manifestó que estaba solo, nunca vi a Dalma ni al niño", afirmó.

Sin embargo, recordó que el joven, en una ocasión, le dijo que vivía en una casa con su hermana mayor y otra joven, pero que viajaron a Argentina.

La mascota de la familia

En la casa había una mascota de la familia, un perro de la raza pitbull que tenía una herida en la cara, que parecía vieja, además de algunos rastros de sangre.

Cada vez que iban a la casa, Bruno sacaba a la perra de una de las habitaciones en donde la tenía para que se pasee por la vivienda.

Nota relacionada: Bruno Marabel y Dalma Rojas se casaron en enero pasado

"Ella reaccionaba un poquito extraña, cada vez que salía de la pieza atropellaba la puerta y quería irse al fondo. Bruno le trataba muy mal, le agarraba del cuello, le estironeaba", contó.

pitbull.JPG
<p>Dalma Rojas y su esposo, Bruno Marabel, con la mascota.</p>

Dalma Rojas y su esposo, Bruno Marabel, con la mascota.

Consultada sobre haber visto algo raro en la casa, dijo que ese sábado el perro tenía rastros de sangre, ella le preguntó a Bruno qué le sucedió a la mascota, a lo que él le contestó que se peleó con la perra que tuvo crías.

Nota relacionada: Víctimas de crimen macabro fueron apuñaladas

La joven le pidió ver a uno de los cachorros porque quería para su hija, sin embargo, Bruno le dijo todos los perritos estaban muriendo y no le permitió verlos.

"Bruno siempre actuó normalmente, no estaba alterado, siempre tenía el desodorante en la mano. El olor era impresionante, por toda la casa había olor de perro, nunca pasamos para el fondo", refirió.

Amenaza a su hermano

María Araceli dijo que Bruno tiene amenazado a su hermano Marcelo porque supuestamente este escuchó cuando el joven confesó a la Policía ser el autor de los asesinatos.

"Bruno tiene amenazado a mi hermano. La noche en que fue detenido, mi hermano estaba en una celda al lado de él. Ahí, Bruno confesó que hizo algo y luego le dice: 'No digas todo lo que sabés y lo que escuchaste porque ahí te vas a ver conmigo. A los policías, en todo momento, él les confesó (que cometió los homicidios). Según él, hizo porque estaba cansado de los maltratos que recibía de toda esa familia", contó.

En otro momento, relató que en el Departamento de Homicidios de la Policía Nacional una persona le recomendó a Bruno que no cuente a nadie lo que hizo. La joven no dio el nombre de esta persona.

Dejá tu comentario