Deportes

Impuso jerarquía

El cabezazo de Samuel Umtiti le dio a Francia el pase a la final del Mundial.

En este Mundial, la pelota parada fue indispensable en varios partidos y, en esta oportunidad, le valió a Francia para llegar nuevamente a una final y dejar en el camino a Bélgica. Los galos van por su segunda estrella mundial, el domingo, en el Luzhniki de Moscú, a la espera de Inglaterra o Croacia.

No hubo una mayor diferencia en cuanto al juego, pero los galos sacaron rédito en una acción aérea de córner, donde Samuel Umtiti sorprendió a todos para mandar el balón al fondo del pórtico del gran Thibaut Courtois.

Bélgica tuvo una mejor exposición en el juego en la primera parte, siendo Eden Hazard como el hombre más peligroso del equipo de Roberto Martínez. Sin embargo, comenzó a emerger la descollante figura del también golero Hugo Lloris, que se convirtió en pilar fundamental del elenco galo.

PROVECHO. Francia, con el gol de Umtiti, buscó cerrar los espacios y cada vez que tuvo el balón trató de liquidar el partido con rápidas acciones de contragolpe que no tuvieron su efecto, en buena parte, por las intervenciones del portero belga Courtois.

Francia es una selección con múltiples cualidades, tanto colectivas como individuales y eso justifica que esté a un partido de ser el mejor del mundo.

2 campeones mundiales ganaron como jugador y DT (Zagallo y Beckenbauer). Deschamps sería el tercero.

Dejá tu comentario