Política

Impulsan ley que ponga un límite de tierras en manos de extranjeros

El PDP presentó un proyecto para modificar ley de seguridad fronteriza y también poner topes a la tenencia de tierras de extranjeros, 1.000 hectáreas en la Región Oriental y 2.000 en el Chaco.

Tras las publicaciones de ÚH sobre la situación en Alto Paraná y Canindeyú en la zona de la franja de seguridad fronteriza y la franja de bosques de la hidroeléctrica Itaipú, donde una mayoría de brasileños ocupan la región, la bancada del Partido Democrático Progresista (PDP) presentó un proyecto de modificación de la ley de seguridad fronteriza y otro que limita en general la posesión de tierras en Paraguay a extranjeros, 1.000 hectáreas en la región Oriental y 2.000 en el Chaco.

ÚH reveló que gran parte del área fronteriza en Canindeyú y Alto Paraná está ocupada por brasileños, y que varios de estos invadieron impunemente la franja de bosques de protección del embalse de Itaipú o poligonal envolvente.

ÚH también publicó los datos del trabajo realizado por el Ministerio de Defensa Nacional en los departamentos donde se encuentran las tierras de Itaipú. Halló que ciudadanos de origen brasileño ocupan mayoritariamente la zona de seguridad fronteriza (franja de 50 kilómetros adyacente a las líneas de frontera), en Canindeyú el 50% y en Alto Paraná ocupan el 35%. En este último departamento, los militares paraguayos inventariaron menos de la mitad de la zona.

El informe remitido por la Itaipú al Congreso respecto a las invasiones a sus tierras también señala que el 82% de los invasores son personas con apellido brasileño.

Proyectos. El senador del PDP Pedro Santacruz explicó a ÚH que, en base a los citados datos, la bancada presentó un total de tres proyectos de ley que van de la mano sobre el tema.

“Uno de los proyectos que presentamos ya fue aprobado y es para que la Justicia Electoral haga un cruzamiento del padrón, porque es preocupante lo que ocurre en la frontera, tenemos 19 ciudades donde los intendentes y concejales son brasileños, ciudades como Santa Rosa del Moday donde el 79% del padrón es brasileño o Naranjal, donde es el 62%, según datos del 2013”, detalló.

Dijo que no se trata de una actitud xenofóbica sino de ajustarse a la ley de seguridad fronteriza, como lo hacen todos los países del mundo, incluso Brasil.

El otro proyecto de ley que presentaron es de modificación de la Ley 2532 del 2005 de Seguridad Fronteriza para establecer una sanción a los escribanos y funcionarios públicos venales que transgreden la ley.

“Lo tercero es la cuestión de limitación de tierras a los extranjeros, todos los países del mundo tienen esa ley aprobada, donde limitan la propiedad a extranjeros porque la tierra es el factor de producción más importante que tiene un país, no hay otro”, indicó.

Explicó que en Argentina el límite es de 1.000 hectáreas y que en Brasil es el 25% de la extensión del municipio, como ejemplos de lo que sucede en todos los países del mundo, excepto Paraguay.

Peligro. El senador dijo que el peligro de la situación actual es que el Brasil podría apoderarse del territorio, ya que tienen el concepto de frontera viva, o sea, que sus límites lo marcan sus ciudadanos, además del propio Tratado de Itaipú que habilita a una invasión militar.

“Nosotros ya tuvimos una crisis con el Brasil en el 2008, cuando en el gobierno de Fernando Lugo se intentó medir la presencia de extranjeros en la zona de seguridad fronteriza, y hubo una reacción fuerte en el Brasil, hubo un pedido de intervención militar al Gobierno de Brasil de parte de los ciudadanos, y hubo un cable filtrado de Wikileaks donde dos generales brasileños analizaron una invasión. Esto ya ocurrió a principios de 1900 en Acre, que era de Bolivia en ese tiempo, pero brasileños ocuparon la zona y luego el ejército de Brasil invadió y hoy ese territorio ya es un Estado de Brasil, y eso nos puede pasar”, advirtió el senador.

Embed



Dejá tu comentario