Nacionales

Iglesia insta a levantar la voz contra los feminicidios: "¡Qué cosa terrible!"

Monseñor Claudio Giménez, obispo emérito de la Diócesis de Caacupé, instó este viernes a luchar contra los frutos de la maldad y los feminicidios en el Paraguay. En otro momento también se refirió al aborto y lo calificó como "un mal del siglo que mata".

En homilía de este viernes, en vísperas de la festividad de la Virgen de los Milagros, monseñor Claudio Giménez, obispo emérito de la Diócesis de Caacupé, resaltó la figura de la mujer en la historia de la Iglesia y la evangelización.

Con el tema “Beata Chiquitunga, modelo de mujer que produce frutos de santidad”, el religioso enalteció la figura de la carmelita y su lucha contra los males que afectan a la sociedad.

Cientos de feligreses se congregaron en la Basílica Menor de Caacupé para venerar a la Virgen de los Milagros y escuchar la palabra del obispo emérito, quien en todo momento pidió luchar contra los malos frutos como el aborto y el feminicidio.

“En la biblia y en la historia de la Iglesia aparecen mujeres muy famosas: Judit, Débora, Ester, Marta, María Magdalena, María, Santa Isabel de Portugal, María Goretti, Santa Mónica, Santa Rosa de Lima, María Teresa de Calcula, la Virgen de Caacupé y nosotros le tenemos a Chiquitunga”, recordó Giménez al comenzar su su homilía.

Consideró a María Felicia de Jesús Sacramentado como un regalo maravilloso para el pueblo, para el Paraguay y toda la Iglesia. Además, destacó la figura de la madre y la familia. Señaló que la mujer es un ejemplo de dignidad, de amor y sabiduría.

Durante su predica habló de los casos de feminicidios e instó a luchar contra este mal.

"Si viviera hoy (Chiquitunga) estaría levantando su voz contra muchos frutos de maldad y los feminicidios. “¡Qué cosa terrible!”, exclamó Claudio Giménez, al tiempo de criticar la práctica y legalización del aborto en otros países.

feminicidio por año.png

Las cifras del feminicidio

Al cierre del mes de octubre, el Ministerio de la Mujer registró 48 feminicidios, uno menos que en todo el 2017.

Sin embargo, el Observatorio de Violencia de Género del Centro de Documentación y Estudios cita 51 casos, a los que se suman los de otras cuatro paraguayas que fueron asesinadas en el exterior.

Más detalles: Arzobispo reconoce que la Iglesia necesita un cambio de mentalidad

Feminicidio es cuando-01.png

Beatificación de Chiquitunga

En el mes de junio, la Iglesia Católica proclamó como beata a María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga. El evento religioso congregó a unos 45.000 fieles que siguieron el evento en el estadio General Pablo Rojas del Club Cerro Porteño.

Para la beatificación de la carmelita, el artista Koki Ruiz y todo su equipo elaboró un majestuoso retrato con miles de cuentas de rosarios. La obra fue la atracción máxima en el acto de beatificación.

Nota relacionada: Ricardo Valenzuela: Mucha gente viene a Caacupé en busca de refugio

La majestuosa obra fue elaborada con más de 70.000 rosarios donados, que llegaron desde distintos puntos del Paraguay y de otros países, como Estados Unidos, Israel e Italia.

¿Quién fue Chiquitunga?

María Felicia de Jesús Sacramentado nació en Villarrica el 12 de enero de 1925. A los 14 años se unió a la Acción Católica y trabajó ayudando a niños, jóvenes trabajadores, universitarios con problemas y, además, a los pobres, los enfermos y los ancianos.

El 14 de agosto de 1955, a la edad de 30 años, respondió al llamado que Dios le hizo para ingresar a la vida contemplativa en el Carmelo de Asunción.

Lea más: Paraguay ya tiene su primera beata: ¡Chiquitunga!

María Felicia murió a los 34 años, el 28 de abril de 1959, tras internarse en un hospital durante poco más de un mes debido a una hepatitis que contrajo.

Aseguran que sus últimas palabras fueron: "Papito querido, ¡qué feliz soy! ¡Qué grande es la religión católica! ¡Qué dicha, el encuentro con mi Jesús! ¡Soy muy feliz!" y "Jesús, te amo. ¡Qué dulce encuentro! ¡Virgen María!".

Dejá tu comentario