Mundo

Honduras denuncia intento de desestabilización

 

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este sábado en una concentración del gobernante Partido Nacional en Tegucigalpa, que “no pasarán” aquellos que se dedican a “actos vandálicos para ver si ponen de rodillas al país.”

“No vamos a regresar atrás; por ahí andan unos que han importado desde Venezuela los famosos comandos insurreccionales, por ahí vienen esos mismos, año con año atacando la economía para ahogar al pueblo hondureño, ahí andan unos con un manual de Venezuela queriendo atacar a la empresa privada haciendo actos vandálicos para ver si ponen de rodillas al país. Pero aquí en Honduras no pasarán, no pasarán“, expresó Hernández.

El señalamiento tácito de Hernández ha sido contra el partido Libertad y Refundación (Libre), que lidera el ex presidente Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía.

“Aquí los hondureños queremos paz, somos gente alegre, no nos van a doblegar el espíritu porque estamos nacidos para crecer y ser grandes“, enfatizó el gobernante ante miles de nacionalistas que se concentraron frente a los edificios del Centro Cívico Gubernamental.

La manifestación del Partido Nacional es la segunda en las últimas dos semanas en Tegucigalpa, luego de una cadena de marchas, desde mayo, promovidas por maestros y médicos que han venido exigiendo la derogación de dos decretos relacionados con los sistemas de salud y educación, sobre lo que no han logrado un acuerdo para iniciar un diálogo.

Los decretos ya fueron derogados por el Gobierno, pero los médicos y maestros que protestan condicionan su participación en el diálogo, al que ha invitado Hernández.

Algunas de las protestas han terminado de manera violenta, con choques entre policías y manifestantes, mientras que por separado se han registrado otros hechos violentos como la quema de decenas de vehículos, entre contenedores de una multinacional bananera y de una empresa ligada a la estatal eléctrica, entre otros.

“Nos encomendaron recuperar la paz y la tranquilidad del país y lo hemos apostado todo. Y vamos avanzando, no podemos permitir jamás que Honduras retroceda y quede en manos de los delincuentes, porque los hondureños que somos buenos somos más“, enfatizó Hernández, contra quien los sectores de la oposición exigen su salida del poder.

Dejá tu comentario