Sucesos

Hombres armados asedian a colonos y amenazan matar la vida productiva

Los pobladores de las colonias menonitas Manitoba, Río Verde, Santa Clara y Nuevo México sufren en carne viva la incapacidad del Gobierno de darles seguridad ante el acecho impune de la banda del EPP.

Carlos Aquino

SAN PEDRO

Productores menonitas de las colonias Manitoba, Santa Clara, Río Verde y Nuevo México, asentados en el Departamento de San Pedro, sufren del constante asedio de hombres armados, advirtiéndoles de no cultivar más soja ni maíz y no fumigar sus cultivos. Según los colonos, esta situación se volvió insostenible, a tal punto de que están atrasados en la siembra de estos rubros a causa de las amenazas.

En estos días, con las lluvias que se tuvieron en la zona, la mayoría deseó aprovechar para sembrar, pero muchos trabajadores menonitas y peones paraguayos fueron amenazados por estos hombres armados que llegaron en motocicletas para obligarles a dejar sus labores.

Uno de estos casos ocurrió con dos colonos menonitas y tres paraguayos que estaban trabajando en la propiedad de Pedro Wall. Hasta el lugar llegaron dos personas en una moto, con armas que serían escopetas, que se identificaron como miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo y les advirtieron de que dejen de cultivar soja y maíz; de lo contrario, sufrirán la pena máxima revolucionaria, que es fusilamiento. Los trabajadores abandonaron sus labores, informaron del hecho al patrón, pero no presentaron denuncia formal.

Otra víctima fue un menor menonita que se dirigía a la chacra con la maquina fumigadora, cuando fue interceptado por dos hombres armados y obligado a derramar todos su productos químicos preparados que llevaba en el tanque.

TERROR. Un menonita se lamentó de que esto ya es insostenible y lo peor es que no saben a dónde recurrir. "No podemos sembrar, estamos siendo constantemente amenazados, no sé si son del EPP, pero se presentan como ellos. Parece que como saben que no podemos defendernos; cualquiera nomás ya dicen ser del EPP. Lo cierto es que estamos atemorizados", explicó la fuente anónima.

Otro empresario menonita de Nuevo México recibió el pasado lunes la llamada de alguien que le decía ser del EPP y que tenía que entregar una suma de dinero si no quería ser secuestrado. La persona le indicó que le llegaría un sobre con un cedé donde estaban las instrucciones de la suma de dinero, lugar y hora de la entrega. Este tipo de hechos son la constante, señalaron.

EN VIGILIA. Desde el fin de semana los colonos mantienen reuniones constantes para analizar la situación que atraviesan, la orfandad en seguridad y la crisis económica que se agrava en la zona.

A 33 días del secuestro de Abrahán Fehr, no se sabe con certeza si hubo o no comunicación o alguna prueba de vida de él; la familia se llamó a silencio y lo único cierto es que reciben a diario cartas de personas que quieren aprovecharse de la situación para sacar redito económico, con el pretexto de que son del EPP o que saben supuestamente dónde está el secuestrado.

Ahora se percibe toda una campaña para recaudar fondos y ayudar a la familia Fehr en el pago del rescate de los 500 mil dólares exigidos por el EPP.

Dejá tu comentario