País

Historia del tedeum en Paraguay

 

Edito esta carta abierta que me ha llegado. “Desde tiempos muy antiguos, la Iglesia celebra las principales festividades religiosas y patrias con el canto del Te Deum Laudamus, himno de alabanza y acción de gracias a Dios atribuido a San Ambrosio, (siglo IV).

Cuando Colón llegó a América en 1492 se entonó el primer tedeum en el Nuevo Mundo. En Asunción se cantó a la llegada del primer obispo de la Diócesis del Río de la Plata con sede en Asunción, fray Pedro Fernández de la Torre, en 1556; fungió entonces de Catedral, el primer templo levantado en la casa-fuerte, conocido como iglesia de españoles bajo la advocación de La Encarnación.

En las celebraciones patronales de San Blas, la Virgen de la Asunción y San Roque, segundo patrono, abogado contra las pestes, no faltaban el cántico del Te Deum Laudamus entonado en la Catedral, en las vísperas de aquellas festividades.

Con el tiempo, el Te Deum Laudamus entonado solemnemente en la Catedral el 15 de agosto en honor a la Virgen de la Asunción fue incorporado al programa oficial de la asunción del mando presidencial.

Las primeras autoridades en asumir el 15 de agosto fueron los triunviros Carlos Loizaga, Cirilo Antonio Rivarola y José Díaz de Bedoya. En la mañana del 15 de agosto de 1869, tuvo lugar en la Plaza de Armas, la asunción del mando por los triunviros. Pasóse después a la Catedral, donde juraron los nuevos mandatarios y se ofició un tedeum por el acontecimiento. Ante el programado fraude electoral de este año de 2018, las autoridades electas (comenzando por el mismo presidente de la República, senadores y diputados) no pueden poner a Dios como testigo del fraude y menos pretendiendo dar gracias a Dios con un Te Deum Laudamus, ya que no hay nada que agradecer a Dios ante tamaña burla a la voluntad popular. (Pa’i Oliva)

Dejá tu comentario