Nacionales

Hiper o hipotiroidismo. ¿Cómo detectarlo?

Los problemas en las glándulas tiroideas se caracterizan especialmente por ser silenciosos y pueden afectar a las personas desde el nacimiento. Un diagnóstico prematuro es esencial para su tratamiento y, por ello, es importante aprender a detectar los síntomas.

La glándula tiroidea es un órgano pequeño ubicado en la base del cuello, por delante de la tráquea, y es la encargada de producir, almacenar y liberar hormonas hacia el torrente sanguíneo, regulando así el metabolismo.

La detección problemas en esta glándula puede traducirse directamente en tres afecciones comunes: hipotiroidismo, hipertiroidismo y nódulos tiroideos.

Estadísticamente, uno de cada 10 paraguayos padece de alguna de las afecciones en las tiroides y en su mayoría son mujeres.

Las personas diagnosticadas con hipotiroidismo desarrollan síntomas como cansancio, aumento de peso o dificultad para perderlo, retención de líquidos, estreñimiento, dolores musculares y alteraciones de la menstruación.

Además, pueden presentar cuadros de depresión, falta de concentración, sensibilidad aumentada al frío, dificultad para el embarazo, caída de cabello, piel seca y uñas quebradizas.

hiper o hipotiroidismo.png

Esta enfermedad se considera autoinmune y surge cuando las propias defensas del cuerpo atacan la tiroides y, aunque es crónica e incurable, se puede lograr una buena calidad de vida siguiendo las indicaciones médicas.

La endocrinóloga Tania Paiva comentó a Última Hora que el tratamiento para esta afección es de por vida. La droga recetada es Levotiroxina, conocida también como el T4.

Lea más: Hipotiroidismo puede ser mortal si no se lleva un control adecuado

En el caso del hipertiroidismo, se presenta cuando el cuerpo produce más hormonas de las que requiere. Su cuadro es reversible y requiere de un tratamiento corto de seis meses a dos años.

Una opción es el Yodo Radioactivo que ayuda destruir la tiroides y detener la producción excesiva de hormonas. De requerir una atención más prolongada puede someterse a una cirugía para extirpar las tiroides.

Por lo general, las personas sufren de palpitaciones, nerviosismo, irritabilidad, pérdida de peso, sensibilidad aumentada al calor, ojos saltones, sudoración excesiva, temblor, insomnio, debilidad muscular, diarrea y caída importante de cabello.

En cuanto a los nódulos tiroideos, están presenten en alto porcentaje de la población y son más comunes en mujeres.

Esta afección puede ser asintomática y, si bien la mayoría de estos nódulos son benignos, un pequeño porcentaje de las veces es maligno. Ocasionalmente, se presenta con dolor, ronquera y molestias para tragar.

Nota relacionada: Trastornos tiroideos pueden deteriorar el organismo de no tratarse a tiempo

Semana de la Tiroides

Desde el Ministerio de Salud lanzaron un calendario para las evaluaciones de la función tiroidea y palpación cervical, en el marco de la Semana Internacional de las Tiroides.

Las revisiones podrán hacerse este miércoles de 07.00 a 11.00 en el Hospital de Barrio Obrero; el jueves de 07.30 a 11.00, en el Hospital Infantil de Loma Pyta y el viernes de 07.30 a 11.00, en el Materno Infantil de Santísima Trinidad.

Actualmente, a nivel país, la atención de Endocrinología en el sector público se centra solo en cuatro ciudades: Ciudad del Este, Villarrica, Encarnación y Asunción.

Dejá tu comentario