Política

Hay USD 40 millones que la Cajubi solo podrá recuperar por vía judicial

De todas las transferencias realizadas por la previsional de Itaipú para supuestas inversiones en el exterior, la mayor ya no está disponible por supuestas pérdidas, desvíos e inversiones en documentos vencidos.

Luis Bareiro y Rino Giret

lbareiro@uhora.com.py

De las numerosas inversiones internacionales que realizó la Caja Paraguaya de Jubilaciones y Pensiones del Personal de la Itaipú (Cajubi), hay a la fecha unos 40 millones de dólares, cuanto menos, para cuya recuperación la previsional deberá necesariamente accionar judicialmente, aunque ello no suponga en absoluto garantía de éxito.

Es lo que se desprende del informe oficial que la propia entidad entregó recientemente al director paraguayo de la Binacional, Franklin Boccia, y al Congreso Nacional.

Los casos descriptos en el informe de la Cajubi (los mismos denunciados como potenciales fraudes por ÚH, dos años atrás) dan cuenta de un total de 58,7 millones de dólares remesados a compañías canadienses y panameñas, entre los años 2007 y 2010 (puede que haya más casos que no fueron incluidos en el documento).

De esa suma, solo 20 millones podrían eventualmente ser recuperados extrajudicialmente, aunque tampoco hay certeza de ello. La diferencia, que llega a los 40 millones de dólares si se incluye parte de los intereses devengados, hoy solo puede ser reclamada por la vía judicial, ya que se encuentra registrada como presuntas pérdidas, transferencias a terceros o inversiones en documentos vencidos.

BARONE. El primero de los casos corresponde a las operaciones realizadas a través de un gestor venezolano afincado desde hace años en Panamá, Marcelo Barone. En teoría, la Caja remitió fondos a Barone para su colocación en diferentes fondos de inversión vinculados con supuestos proyectos inmobiliarios en el Reino Unido y otros países europeos.

En realidad, la Caja destinó más de 28,5 millones de dólares para la adquisición de acciones comunes que no tienen valor en el mercado y que fueron emitidas por la empresa Euroinvest Worldwide Inc., compañía creada en Panamá por el propio Barone tres días después de que Cajubi decidiera invertir en ella.

El último reporte de Barone sobre el valor de las inversiones refería que al 30 de junio de 2011 las acciones sumaban unos 18,3 millones de dólares, lo que suponía ya para entonces una pérdida superior a los 10 millones de dólares.

Hoy nada se sabe de Barone. Si las inversiones son reales, quedan unos 18,3 millones de dólares que podrían recuperarse eventualmente, sin acciones legales. Para las supuestas pérdidas solo queda la acción legal.

GARCÍA OBREGÓN. El segundo caso data de agosto de 2007, cuando la Cajubi aprobó invertir en el programa llamado Managet Portfolio (cuenta administrada de portafolio) ofertado por Unión Securities, una firma canadiense que opera en el mercado bursátil de los commodities. En realidad, la Caja terminó contratando a otra empresa con un nombre casi idéntico, Managed (Portfolio) Corp., creada apenas dos meses antes de la inversión por Eduardo García Obregón, un guatemalteco afincado en Canadá.

García Obregón recibió en su cuenta 730.000 dólares sin que se sepa por qué o para qué. Del dinero destinado al proyecto original, más de 7 millones de dólares supuestamente se perdieron.

Lo que sobró se invirtió en unos pagarés emitidos por otra compañía, Columbus Corp., también de García, por un valor de 7,3 millones. Todos vencieron en 2010 y ninguno se cobró.

Así, no hay nada que reclamar extrajudicialmente.

CANADIAN Y KEYSTONE. Los últimos casos también están vinculados con García. Canadian Capital Market es otra compañía canadiense a través de la cual se pretendía invertir en acciones unos 7 millones de dólares. Del total, 730.000 dólares fueron en realidad a otra firma homónima, First Canadian in Trust, del mismo García, compañía que retiró además otros 2,8 millones de dólares con fines desconocidos. Lo restante se invirtió en papeles de dudoso valor que hoy suman 1,7 millones de dólares.

Por último, a través de Keystone se compraron pólizas de seguro de vida que hasta hoy no maduraron y que ni siquiera están a nombre de la Cajubi.

la estafa del siglo

De todas las transferencias realizadas por la previsional de Itaipú para supuestas inversiones en el exterior, la mayor ya no está disponible por supuestas pérdidas, desvíos e inversiones en documentos vencidos.

Dejá tu comentario