Política

“Hay fuerte disputa económica entre los grandes bloques”

 

La decisión de romper las relaciones diplomáticas con Venezuela tiene como trasfondo la intención del Gobierno de Mario Abdo Benítez de dar un mensaje regional. El resultado se enmarca en un contexto internacional donde el país caribeño es el epicentro de disputas entre grandes potencias.

La politóloga Mabel Villalba analiza que, por un lado, la Unión Europea y otros países rechazan el mandato de Nicolás Maduro, quien tiene el apoyo de Rusia, China, Turquía e Irán, que le dan un apoyo político.

“La decisión del presidente Abdo Benítez de romper relaciones tiene que ver con el hecho de que está buscando demostrar una imagen de Paraguay como un país democrático, que respeta instituciones y elecciones”, expresó la politóloga.

Se quiere posicionar ante Estados Unidos y la Unión Europea. “Esta situación tiene que ver con los antecedentes que tuvo Nicolás Maduro en el 2012, cuando se registró la destitución irregular de Fernando Lugo. Tuvo un papel muy controversial en cuanto a su participación en ese momento”, apuntó.

Villalba señaló que la cuestión ideológica, el giro de gobiernos de América Latina con tendencia a derecha, centro derecha y ultraderecha como Brasil, va de contramano con la corriente de Venezuela. La politóloga apuntó que es una ruptura de relación formal, porque en la práctica Paraguay no tiene relación fluida con Venezuela, ya que viene arrastrando una fuerte crisis desde hace algunos años.

Remarcó que la relación comercial es escasa.

El vínculo existente es la deuda impaga que tiene el Gobierno paraguayo con PDVSA, que está en litigio internacional. La analista consideró que la decisión del Gobierno paraguayo, en principio, no tendría que afectar a los inmigrantes venezolanos que están viviendo en el país. La ruptura no tiene efectos prácticos relevantes, insistió.

Dejá tu comentario