Nacionales

Hallan cadáveres en una estancia en el Chaco

Los cadáveres de al menos dos personas, un adulto y un niño, fueron hallados en una fosa ubicada en una estancia del distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón.

El hallazgo tuvo lugar en la estancia denominada Taguató, propiedad de Alcibiades Desiderio Ayala Coronel, de 73 años, quien sería uno de los fallecidos. El establecimiento se encuentra en el distrito de Mariscal Estigarribia, Departamento de Boquerón.

El fiscal Andrés Arriola, quien fue asignado para investigar el caso, dijo que no se descarta la posibilidad de que haya más fallecidos, informó el periodista de Última Hora Alcides Manena.

En la estancia también se encontraban Francisca Nidia Núñez Romero, de 71 años, y sus nietos una niña de 10 años, y un menor de 7 años, quienes fueron de vacaciones hace 10 días.

Arriola manifestó que los familiares perdieron contacto con los dueños de la estancia por lo que este, domingo, en horas de la mañana, se trasladaron hasta la zona con acompañamiento policial. Se presume que los cuerpos hallados llevan varios días en el lugar.

“Vinieron unos familiares de los dueños de la estancia atendiendo a que hace aproximadamente siete días no se tenía comunicación con ellos y les habían enviado a sus hijos chicos con los abuelos”, mencionó el fiscal.

Los agentes comunicaron que se encontraron con la estancia saqueada y con rastro de que habrían entrado camiones a sacar animales.

“Tras realizar un minucioso recorrido por el lugar se pudieron divisar los cuerpos de dos personas dentro de una cámara séptica. Hasta ahora no se sacaron todos los cuerpos. Se observa un cadáver de una persona que sería una criatura y otro de una persona mayor”, refirió.

Arriola informó que no se descarta encontrarse con más cuerpos. “Entre cuatro a cinco personas, ya que son cuatro las personas que estaban en la estancia, pero también se encontraba un capataz. No se sabe nada aún nada de esta persona", acotó.

El capataz, que estaba como encargado del establecimiento, vivía en lugar con su esposa e hijos, de quienes tampoco hay rastros.

Dejá tu comentario