Economía

Hacienda alista decreto para dar inicio a ejecución de bonos 2019

 

El Ministerio de Hacienda ultima los detalles para remitir la próxima semana a la Presidencia de la República el proyecto de decreto para iniciar la ejecución de los bonos soberanos 2019.

Tras la promulgación de los decretos que reglamentan el Presupuesto General de la Nación (PGN) y aprueban el Plan Financiero, y la carga de los planes de ejecución plurianuales (PEP), la cartera fiscal puso en marcha la elaboración de la propuesta de cambio de códigos presupuestarios, procedimiento que realiza todos los años para adecuar la ejecución de los títulos del Tesoro colocados en el mercado internacional.

En ese sentido, la directora de Política Macrofiscal de Hacienda, Viviana Casco, indicó que es solo un cambio administrativo, por lo que no requiere de una nueva ley, pero que como todo cambio tiene su proceso.

Explicó que una vez promulgado el decreto, el Tesoro tendrá vía libre para empezar a transferir los fondos captados para la ejecución de las obras públicas, lo que ayudará a dinamizar la economía local, en un momento en que el sector privado va sintiendo signos de desaceleración.

De acuerdo con el reporte oficial, de los USD 500 millones obtenidos por la colocación de los bonos soberanos en febrero pasado, USD 248 millones serán transferidos al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para inversión en infraestructura física (49,6%).

Además de este proyecto, Hacienda también trabaja con el MOPC de modo a liberar el crédito programático otorgado por el BID para financiar nuevas obras y cancelar deudas con constructoras, ya que el Congreso “ató” el dinero a determinadas obras, muchas de las cuales ya fueron canceladas vía bonos. Del préstamo de USD 200 millones, solo USD 18 millones se han utilizado.

Coyuntura. Con respecto a los demás resultados fiscales, el documento publicado por el Fisco indica que, al cierre del bimestre, la Administración Central registró un superávit de G. 205.000 millones (USD 33,8 millones), lo que representa el 0,1% del producto interno bruto (PIB).

El resultado operativo (ingresos menos gastos, excluida la inversión pública) también es superavitario y llegó a los G. 521.700 millones (USD 85,9 millones).

La inversión en obras llegó a los G. 317.000 millones, lo que significa un incremento del 2,5% con relación al año pasado (ver infografía).

Los ingresos totales del Estado llegaron a los G. 5,4 billones, lo que representa un crecimiento del 21,9% con respecto al mismo periodo del 2018. Esto está explicado principalmente por los recursos recibidos de Yacyretá, producto de pagos de Argentina por cesión de energía.

El gasto salarial llegó a los 2,3 billones y la recaudación tributaria a los G. 3,4 billones, lo que implica crecimientos del 4,6% y del 4,2%, respectivamente. Es así que los salarios financiados con los ingresos fiscales llegaron al 78%.

Dejá tu comentario