Nacionales

Guardiacárceles lamentan falta de garantías tras amotinamientos en cárceles

Ante los amotinamientos ocurridos en la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo y de Concepción, el Sindicato de Guardiacárceles del Sistema Penitenciario Paraguayo afirmó, este martes, que no cuentan con seguro de vida.

Juan Velázquez, gremialista del Sindicato de Guardiacárceles del Sistema Penitenciario Paraguayo, sostuvo que cuentan con seguros de salud, pero no con seguro de vida. Sin embargo, aseguró que están en tratativas con el Ministerio del Trabajo.

“No tenemos ninguna garantía hasta el momento. Uno entra a trabajar con el Dios en la boca. Tenemos horario para entrar, pero no tenemos horario para salir. Esa es la realidad”, describió en una entrevista con NoticiasPy.

Nota relacionada: Un guardiacárcel herido tras toma de rehenes en cárcel de Concepción

La semana pasada, un guardiacárcel identificado como Pablino Vera fue tomado como rehén por un grupo de cinco reclusos de la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo, que exigieron la renuncia del director del centro reclusorio, Quintín González.

Lo mismo aconteció en la Penitenciaría Regional de Concepción, el lunes, donde también se registró un amotinamiento, aun más grave, en el que tomaron por rehenes a cuatro guardiacárceles. Uno de ellos quedó gravemente herido y fue trasladado hasta el Hospital de Trauma, en Asunción.

Ante esta situación, Velázquez reveló que son pocos los funcionarios para dar cobertura en los establecimientos penitenciarios a nivel país. Son unos 1.300 guardiacárceles, cuyos salarios oscilan entre G. 2.800.000 y G. 3.800.000, dependiendo de la antigüedad.

Nota relacionada: Reclusos toman de rehén a un guardiacárcel en Coronel Oviedo

Por cada guardiacárcel hay 100 internos. Por ejemplo, en la Penitenciaría de Tacumbú, refirió. Según los últimos datos del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, hay 14.326 personas privadas de su libertad en Paraguay.

“El sueldo mínimo es de G. 2.800.000, pero miserable sería porque el trabajo que hacemos no hace ninguna otra persona normal, porque realmente es calamitoso y desastroso donde trabajamos, ya sea por la seguridad o falta de recursos, y las enfermedades mismas”, detalló.

Cuando ocurren eventos como los amotinamientos, dijo el sindicalista, por lo general reciben ayuda de la Policía Nacional para salvaguardar los muros de las cárceles, pero que eso dura solo un tiempo, luego vuelven a custodiar solamente los trabajadores del sistema penitenciario.

Nota relacionada: Guardiacárcel herido de gravedad en motín llegó al Hospital de Trauma

“Nos quedamos pocos, los mismos. La falta de recurso humano es impresionante, no solamente en Tacumbú sino a nivel nacional. Trabajamos el doble de lo que nos dice la ley”, reclamó.

Con respecto a la gran cantidad de reclusos brasileños pertenecientes al Primer Comando Capital (PCC), admitió que el número de prisioneros de este grupo delictivo está creciendo, y señaló que van reclutando cada vez a más paraguayos.

En reacción a la lucha contra el crimen organizado

Carlos Magno es el fiscal que está a cargo de la situación y está en plena investigación de lo ocurrido en Concepción. En conversación con NoticiasPy sostuvo que los amotinamientos sucedieron en reacción a la abierta lucha del Gobierno en contra de las estructuras criminales.

Supuso que el último caso tuvo desenlace por causa de una requisa de armas y estupefacientes de la Penitenciaría Regional de Concepción. La dirección del establecimiento dispuso, además, el traslado de varios reclusos que, supuestamente, eran líderes del PCC.

Nota relacionada: El MNP intervendrá cárcel de Coronel Oviedo tras toma de rehén

Mencionó que, hasta el momento, las personas que participaron en el hecho y que hirieron a los guardiacárceles aún no fueron identificados, pero aproximadamente unos 70 reos tuvieron participación. “Ahora lo que tenemos que saber quiénes son los líderes y quiénes apuñalaron”, mantuvo.

Dejá tu comentario