Nacionales

Grupo LGBT se manifiesta para exigir visitas íntimas en las cárceles

Un grupo de entre 15 a 20 personas gais, lesbianas y transgénero se manifiestan frente al Ministerio de Justicia, los mismos reclaman igualdad de oportunidades para el acceso a penitenciarías, como visitas privadas con sus respectivas parejas.

Los mismos quieren ingresar al Correccional de Mujeres Casa del Buen Pastor, como así también a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

Con la consigna "Tu moral discrimina", iniciaron la manifestación alrededor de las 15.00 en las calles Rodríguez de Francia y EEUU de Asunción.

Los manifestantes aseguran que las lesbianas, gais y transexuales en prisión tienen derecho a las visitas íntimas.

Embed

En el lugar están presentes los homosexuales exigiendo a la ministra de Justicia Carla Bacigalupo que cumpla con el reglamento vigente y permita el acceso a las visitas íntimas a personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGBT).

La actividad se realiza con toda normalidad, sin ningún tipo de inconveniente, informó Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

La ministra de Justicia Carla Bacigalupo defendió la prohibición de visitas privadas para reclusos y reclusas homosexuales basándose de los artículos 51 y 52 de la Constitución Nacional. Sin embargo, la Carta Magna no prohíbe las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, en tanto que sí garantiza la igualdad de las personas en dignidad y derechos.

El Ministerio de Justicia se basa en la ley 5.162/2014 del Código de Ejecución Penal, que establece el régimen de visitas privadas; pero el documento, en sus artículos 130 y 131, no excluye a las personas homosexuales.

Las reclusas lesbianas del Buen Pastor denuncian que no pueden recibir visitas privadas de otras mujeres, a diferencia de las internas heterosexuales.

Varias reclusas tuvieron que acudir a Aireana y al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura para solicitar la visita de sus parejas, atendiendo a que el reglamento interno del Buen Pastor no especifica el sexo o género de las visitas.

Sin embargo, la directora interina del penal, Ana Dina Coronel, rechazó el pedido basándose en una ley de 1970 que señala: "el interno podrá recibir visitas privadas del sexo opuesto".

Embed

Dejá tu comentario