Política

Graves anomalías en permisos para búsqueda de hidrocarburos

El Ministerio de Obras Públicas descubrió irregularidades en autorizaciones para la prospección de hidrocarburos durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos. Un informe fue remitido al Congreso.

Pesquisas realizadas por las nuevas autoridades del Viceministerio de Minas y Energía permitieron descubrir serios indicios de manejos irregulares en beneficio de varias empresas que lograron las autorizaciones del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para la prospección de hidrocarburos.
Un informe confidencial presentado a la comisión de Minas y Energía de la Cámara de Diputados consigna tres de los casos detectados que, a criterio de la secretaría de Estado, demuestran que los procedimientos fueron irregulares.
Estos hechos restan seriedad al país como alternativa de inversión para explotar su latente potencial en hidrocarburos, según los entendidos en la materia.
Los casos mencionados en el documento corresponden a las empresas Pirity Hidrocarburos SRL y Crescent Global Oil Paraguay (en dos autorizaciones). Esta última sigue haciendo lobby y promoción de anuncios de multimillonarias inversiones en el área, a través de sus representantes.
CASO UNO. El primero de los casos se vincula con un permiso de prospección de hidrocarburos que fue inicialmente otorgado a los señores Ferdinand Wiens Boshmann y Ernest Bergen Smith (ex ministro de Industria y luego de Hacienda de Nicanor Duarte Frutos), que se concretó mediante la Resolución 433 del 5 de julio de 2003. En aquella época Nicanor era ya el presidente electo.
El área de prospección fue concedida sobre una superficie de 2.331.600 hectáreas en la Región Occidental (Chaco). Los citados empresarios lograron la renovación del permiso por un año más en el 2004.
Posteriormente, Wiens y Bergen pidieron y lograron la cesión de derechos en favor de la empresa Pirity. El contrato de concesión, exploración y explotación de hidrocarburos a esta empresa fue aprobado por la Ley 3.479, en fecha 13 de mayo de este año.
El informe precisa que luego se produjeron cambios de directivos y socios de la empresa Pirity Hidrocarburos SRL. Surge como nuevo representante legal (gerente) Luis Alberto Peters Boloña, en reemplazo de Ferdinand Wiens.
Además de Wiens aparecían como socios de la firma Pirity Hidrocarburos SRL, Arnold Klassen, Richard Francis González y Petro Victory LLC.
En este caso la irregularidad que apunta el MOPC es que por la Resolución Nº 583, firmada el 6 de junio del 2008 (cuando era ministro Roberto González), se modifica lo que establece una norma de rango superior, la Ley 3.479.
Mediante esa resolución se concede a la empresa Pirity pasar a la etapa de exploración a partir de la fecha de promulgación de la ley, es decir desde el 13 de mayo del 2008, pese a que esa misma norma determina expresamente que la etapa de exploración se debió contabilizar a partir del 2005.
CASO DOS. Siguiendo el orden del relato del mismo informe a la Cámara de Diputados, aparece en escena, dentro del bloque Pirity, la empresa denominada Crescent Global Oil-Paraguay.
Esta firma fue adjudicada con el permiso de prospección de hidrocarburos mediante la Resolución 667, del 28 de setiembre del 2006, sobre una superficie de 1.530.000 hectáreas en la Región Occidental (Chaco). En noviembre de 2007, se le otorga una prórroga del permiso por un año.
Como socios de la empresa en cuestión (en su conformación en Paraguay) aparecen las siguientes personas: Luis Peters, Crescent Global Oil, LLC y Richard F. González.
La empresa es adjudicada luego por Ley 3.549, del 16 de julio de 2008, para la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos sobre una superficie de 1.620.000 hectáreas, en el bloque Pirity de la Región Occidental.
En setiembre pasado solicita ingresar a la etapa de exploración, a contabilizarse a partir del 19 de setiembre de este año, y presenta las coordenadas con el correspondiente informe pericial del área propuesta para la etapa de exploración que cubre una superficie de 794.218,7 hectáreas.
NULO. El estudio realizado por las nuevas autoridades de Minas y Energía sostiene que el proceso por el cual se adjudicó el bloque Pirity a la empresa Crescent Global Oil Paraguay SA adoleció de serias irregularidades y debería ser declarado nulo, en consideración de lo que establece el artículo 61, inciso a, de la Ley 779/95 de Hidrocarburos.
Explica que, según esta normativa, la citada empresa carecía de personería jurídica al momento de la concesión, por lo cual no era pasible de derecho. No podía ser sujeto de derecho porque no existía todavía para las leyes de la República.
El permiso lo obtuvo por resolución del 28 de setiembre del 2006; sin embargo, la firma fue inscripta en la Dirección General de los Registros Públicos recién el 19 de octubre del 2006.
El artículo 61 de la Ley 779 dispone lo siguiente: "Son nulos: a) Los permisos, concesiones y cesiones otorgados a personas incapaces, impedidas o inhabilitadas para adquirirlos conforme a las disposiciones de esta ley y de otras leyes vigentes, así como las que se realicen sin la autorización requerida por esta ley".
El informe señala que a esto se suma que, de acuerdo con los documentos y actas del comité evaluador, Crescent no reunía los requerimientos de solvencia financiera en el momento de la concesión.
Sobre el punto, se remarca que Crescent Global y/o su prestataria de apoyo técnico J.S Baen&Associated Inc, en el momento de la presentación de documentos no mostraron la solvencia técnica necesaria, tal como lo requiere la legislación pertinente.
La otra irregularidad que se cita es que Crescent no cumplía con la legislación ambiental vigente al momento de la presentación del pedido.
Existe un tercer caso de irregularidad que cita el MOPC en su informe a Diputados, que será publicado mañana por Última Hora.
¿TENTÁCULOS POLÍTICOS?
Existen numerosas versiones sobre los tentáculos políticos en materia de autorizaciones para la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos.
Última Hora recogió algunos comentarios en esferas del Gobierno sobre los contactos que existieron durante la era Duarte Frutos. Es obvio que no aparecen documentos que vinculen directamente a los "padrinos políticos" con los beneficiarios; sin embargo, hay ciertos indicios que resultan interesantes y serán ventilados en próximas ediciones.
Los casos denunciados por el Ministerio de Obras Públicas corresponden a la era Nicanor y especialmente a manejos que se dieron durante la administración del viceministro de Minas y Energía Héctor Ruiz Díaz. Este funcionario sobrevivió a varios ministros en la mencionada cartera de Estado.

Dejá tu comentario