Nacionales

Gobierno presentará pruebas para pedir la revocatoria del refugio de Arrom y Martí

El vicecanciller, Hugo Saguier Caballero, viajará al Brasil para solicitar oficialmente la revocatoria de la condición de refugiados que tienen Juan Arrom y Anuncio Martí. Ambos están sindicados como responsables del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

Será la tercera ocasión en la que Paraguay realizará el pedido oficial al Brasil. Hubo uno en el 2004, durante el Gobierno de Nicanor Duarte Frutos, y otro en el 2010 durante la presidencia de Fernando Lugo.

El vicecanciller Bernardino Hugo Saguier Caballero manifestó en conferencia de prensa que viajará a Brasil este jueves para solicitar la revocación de condición de refugiados que tienen Juan Arrom y Anuncio Martí.

Embed

De acuerdo con el diplomático paraguayo, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, le dio instrucciones para trasladarse hasta el país vecino, donde será recibido por un representante del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Paraguay requerirá la cancelación, revocación o cesación de la condición de refugiados a Arrom y Martí, que les fuera otorgada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Nota relacionada: Para la Fiscalía, será más grave una sanción moral que la económica

Saguier recordó que ambos son requeridos por órganos jurisdiccionales de este país, al ser sindicados como los responsables del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

También indicó que tienen pruebas de que los refugiados “vulneraron la normativa interna brasileña”.

En ese sentido, explicó que habrían incurrido en actividades políticas en el Brasil. Ellos huyeron hacia ese país días antes del juicio oral por el caso del secuestro que se realizó en el año 2001.

Ambos, aparentemente, fueron secuestrados y torturados por agentes policiales desde el 17 hasta el 30 de enero de 2002, supuestamente, para que confiesen el hecho.

Nota relacionada: Cuatro aristas giran en el caso Arrom-Martí

Posteriormente, Arrom y Martí presentaron una denuncia contra el Estado paraguayo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por supuesta tortura y desaparición forzosa. El organismo elevó el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde recomendó que Paraguay otorgue un resarcimiento material e inmaterial.

La Procuraduría aseguró que los afectados pidieron USD 20 millones cada uno, más dinero para su familia. El monto total, de acuerdo a los organismos estatales, llega a los USD 63 millones.

Sin embargo, la representación legal de los mismos niega que hayan pedido algún monto de dinero.

Dejá tu comentario