Edición Impresa

Gobierno debe comunicar mejor sobre importancia de vacunarse

Tras una larga espera, se inició la vacunación de la población civil, empezando por las personas mayores de 85 años, encendiendo una luz de esperanza en medio de la crisis. Se debe asumir que, por la aún escasa disponibilidad de dosis, no se podrá completar la inmunización de todos los adultos mayores en este periodo, por lo cual el Gobierno debe acelerar las gestiones para recibir más vacunas. También es necesario generar mucha más y mejor información sobre la importancia de vacunarse, para combatir el efecto de las noticias falsas, que lamentablemente han prendido en un sector que se resiste a este proceso. Las autoridades deben darse cuenta de cómo el inicio de las vacunaciones cambió el humor social, por lo cual deben redoblar esfuerzos para traer vacunas para todos, cuanto antes, procurar que no falten medicamentos y ampliar la cobertura de atención.

El largamente esperado inicio de las vacunaciones de la población civil ha encendido una luz de esperanza en la ciudadanía, en medio de la crisis generada por la pandemia de Covid-19 y rápidamente ha contribuido a mejorar el humor social.

Aún sin haberse completado la inmunización de los médicos y trabajadores de la salud, se inició la vacunación de las personas mayores de 85 años, pero debido a la aún escasa disponibilidad de dosis no se podrá completar la inmunización de todos los adultos mayores en este periodo, por lo cual el Gobierno debe acelerar las gestiones para recibir más vacunas.

Un detalle llamativo tiene que ver con los casos de personas que se niegan a ser vacunadas, por sostener ideas de que la aplicación de las dosis puede resultar nociva para la salud, cuando es todo lo contrario: la vacuna es hasta ahora la mejor alternativa para superar la crisis de la pandemia.

Esta situación sucede por la muy pobre campaña de comunicación del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, al igual que de otras instituciones gubernamentales, que no lograron convencer a un importante sector de la población sobre la importancia de vacunarse.

Por ello es sumamente necesario generar mucha más y mejor información para combatir el efecto de las noticias falsas o fake news, que lamentablemente han prendido en un sector que se resiste a este proceso.

La Sociedad Paraguaya de Infectología cuestionó ayer desde su cuenta oficial de Twitter que “es terrible la falta de comunicación clara, de parte de las autoridades sanitarias del Ministerio de Salud” acerca de la aplicación de las vacunas, ya que distintos voceros y funcionarios brindaban informaciones contradictorias, que desorientaban aún más a la población.

La organización médica replicó que “las vacunas son una de las intervenciones de salud pública más efectivas y afortunadamente ninguna de las vacunas contra el Covid-19 aprobadas para uso de emergencia utiliza virus vivos”.

Por lo tanto, aun las personas con las defensas bajas (enfermas de cáncer, enfermedades autoinmunes, VIH, ancianos, etc.) pueden recibir las vacunas de forma segura, enfatizó, indicando que “todos los pacientes, sobre todo aquellos mayores y con enfermedades de base deben recibir las vacunas contra el Covid-19 para prevenir enfermedades graves y muerte”.

Lamentablemente, la cantidad de la que se dispone en el país sigue siendo ínfima. Hasta el momento, solo unas 183.000 dosis de vacunas llegaron al Paraguay, de las cuales 36.000 han sido entregadas por el mecanismo Covax, 14.000 corresponden a las vacunas Sputnik V, adquiridas de Rusia; otras 20.000 vacunas Coronavac donadas por Chile, 3.000 vacunas Sinopharm, donadas por los Emiratos Árabes Unidos y 100.000 dosis de vacunas Covaxin, donadas por India.

Existen promesas de próxima entrega de más dosis, pero hasta ahora no se sabe la fecha precisa en que las mismas arribarán. Las autoridades deben redoblar los esfuerzos para traer vacunas para todos, procurar que no falten medicamentos y ampliar la cobertura de atención.

Dejá tu comentario