Mundo

Gobierno argentino proyecta mejoría económica en 2020

 

El proyecto de Presupuesto 2020 presentado este lunes por el Gobierno de Mauricio Macri prevé que Argentina tenga el próximo año un superávit fiscal primario, modere su alta inflación y vuelva a crecer tras la crisis económica que se ha profundizado en las ultimas semanas.

La iniciativa, que, de aprobarse, deberá ser ejecutada por el Ejecutivo que emerja de las presidenciales de octubre, proyecta para el próximo año un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 1%, desde una caída del 2,6% calculada para este año, en el que se han profundizado los efectos de la recesión iniciada en abril de 2018.

En cuanto a la inflación, uno de los mayores problemas macroeconómicos de Argentina, en el presupuesto se proyecta un alza del 53% para 2019, que se recortaría a un 43,5% en 2020.

Al presentar los detalles del proyecto ante la Cámara de Diputados, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dijo que las tensiones cambiarias y financieras desatadas tras el revés electoral del presidente Macri, quien aspira a la reelección, en las primarias de agosto no son gratis en términos de actividad económica. Estas turbulencias, que implicaron un salto en agosto del 27,8% en el valor del dólar en el mercado local y del 4% en inflación, obligaron al Gobierno a decretar controles cambiarios y alargar los vencimientos de la deuda de corto plazo.

“No obstante, entendemos que, superada la incertidumbre electoral y despejada la incertidumbre sobre la capacidad de repago de la deuda, la Argentina podrá retomar el sendero parsimoniosamente alcista que traía hasta el segundo trimestre de 2019”, sostuvo Lacunza.

El ministro señaló que ese crecimiento económico proyectado para 2020 “puede suceder con cualquiera de los candidatos” que impongan en las presidenciales de octubre, para las que el opositor Alberto Fernández se perfila como favorito.

FERNÁNDEZ. El candidato presidencial pidió ayer serenidad a los manifestantes que en las últimas semanas han llevado a las calles el reclamo de una ley de emergencia alimentaria que alivie el mal momento del país.

“La historia argentina muestra si en algún momento hay un cortocircuito y un policía reacciona contra un manifestante y un manifestante le contesta, esa chispa puede generar lo peor. (...) No salgamos a la calle porque ese riesgo existe”, aseguró a la radio AM 990.

Dejá tu comentario