Política

General Liseras advierte riesgos sobre la propuesta de enmienda

Militar retirado pidió al Ejecutivo definir y clarificar dudas acerca del proyecto que busca cambiar el rol de las FFAA. Solicitó que se tome de ejemplo lo que ocurrió con la milicia venezolana.

El general (R) Carlos Liseras analiza el alcance de la propuesta del Poder Ejecutivo de la enmienda constitucional para utilizar a las Fuerzas Armadas contra el crimen organizado.

En primer lugar, consideró que hay que definir la amenaza y caracterizarla antes de tomar una decisión de modificar un artículo constitucional. En esa línea, dijo que el crimen organizado tiene varias aristas, entre ellas, el narcotráfico, el armatráfico, la trata de personas y el lavado de dinero.

“Lo principal que tiene el crimen organizado es la estructura o el objetivo de las personas que se organizan para cometer ese tipo de ilícito. Tienen un objetivo político, económico y social, que es lo que se está dejando de lado”, aseveró.

Liseras sentenció que al tener ese objetivo, permean todas las estructuras de los poderes del Estado y se infiltran tanto en el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, así como en las gobernaciones y las intendencias. Apuntó que esa es la diferencia con el crimen no organizado o común.

El general retirado lanzó varias preguntas sobre la propuesta del Ejecutivo. “¿Qué parte del crimen organizado van a entrar a combatir las FFAA? ¿Qué elementos de las FFAA van a ser utilizados?”, interpeló.

RIESGOS. Advirtió que el riesgo está en que las FFAA tienen una naturaleza diferente a la Policía, en el sentido de que hacen defensa externa e interna, mientras que la Policía cumple funciones de seguridad de la población. “Las FFAA tienen un tipo de entrenamiento diferente y con amenazas diferentes. Normalmente no intervienen dentro de la población local. Están preparadas para enfrentar una amenaza externa”, significó.

Al hablar de riesgos, puso de ejemplo lo que ocurrió en Venezuela. Mencionó que cuando subió Hugo Chávez a la presidencia, “creó la milicia venezolana. Tenía la misión de defensa interna. Luego sube alguien como Maduro y la emplea mal. Las leyes se hacen para el futuro, no para un periodo de gobierno. Entonces, uno de los riesgos es el modelo venezolano que terminó usando la fuerza contra la población”, apuntó.

Dijo que hoy ninguno de los institutos de enseñanzas militares tienen la doctrina contra el crimen organizado. En ese sentido, hay que cambiar el plan de estudio. Además, acotó que hay que revisar cómo quedará la figura del ministro del Interior, responsable de la seguridad interna, en el momento de intervenir y dar órdenes a los efectivos militares asignados para la tarea contra el crimen organizado. “Veo por parte de los proponentes que necesitan realmente clarificar a la población cuál es la nueva amenaza o si la amenaza amerita un cambio de la norma constitucional y si ese cambio se va a apoyar con recursos del Estado, en momentos en que hay dificultades presupuestarias”, señaló el militar.


Las Cifras
1.500
efectivos militares están asignados en el Regimiento Escolta Presidencial. Se encargan de la seguridad del Ejecutivo.

1.000
hombres están desplegados en la zona Norte, dentro de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que combate contra el EPP.

150
efectivos utilizados como fuerza de apoyo en la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en la lucha contra el narcotráfico.

Dejá tu comentario