Nacionales

Fúster pide sanción para fiscal que liberó carga retenida de cigarrillos en el Chaco

Emilio Fúster solicitó a la Fiscalía General del Estado que investigue y sancione al fiscal Eduardo Cazenave, por ordenar la liberación de una carga de cigarrillos de presunto contrabando.

“No solamente debe terminar esto en el mero traslado, sino que se debe realizar la persecución penal para que todos los responsables tengan las sanciones que corresponden”, manifestó este martes Emilio Fúster.

El coordinador de la Unidad Interinstitucional para la Prevención, Combate y Represión del Contrabando pidió que el fiscal Eduardo Cazenave, quien ordenó la pronta liberación de la carga, sea investigado y sancionado.

Fúster comentó a NoticiasPy que elevó un informe a Sandra Quiñónez, fiscala general del Estado, y una denuncia a Julio Fernández, director nacional de Aduanas, sobre el hecho.

Agregó que el funcionario del Ministerio Público, incluso, pasó por encima del Código Aduanero, que estipula que “ninguna autoridad judicial, ni juez ni fiscal, puede disponer de la entrega de una mercadería, en este caso, encontrándose incautado ya en zona primaria”, mencionó.

También criticó que la incautación en el Chaco, primero en Mariscal Estigarribia y luego en La Patria, requirió del sacrificio de varios funcionarios, labor que no se debería “echar por tierra tan fácilmente”, teniendo en cuenta que este tipo de investigaciones son más difíciles en esta región del país.

Emilio Fúster lamentó que, hasta la fecha, Cazenave no se comunicó con la unidad a su cargo para brindar ninguna explicación sobre la liberación de la carga incautada.

Lea más: Fiscal devolvió carga de cigarrillos retenidos con despachos falsos

Tres grandes cargas de cigarrillo de diferentes marcas, nacionales y extranjeras, fueron incautadas el pasado 14 de abril. Días después, el fiscal ordenó que uno de los contenedores sea liberado y entregado a su propietario, Marcelo Bogado, pese a no contar con la documentación requerida.

La liberación se dio de forma bastante llamativa, teniendo en cuenta que no se trataba de productos perecederos, que requirieran ser entregados con premura, además de las falencias obvias como facturas a nombre de personas que no tenían RUC.

“Se debía haber agotado todas las instancias investigativas al hecho para determinar si existe o no contrabando”, criticó.

Desde Aduanas, confirmaron también que las documentaciones presentadas por el propietario no existen en el sistema Sofía.

Fúster comentó que tampoco se descarta que sea un caso de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, asociación criminal u otros hechos punibles que puedan subyacer como consecuencia de este tipo de conductas.

Dejá tu comentario