País

Fundación social brasileña abre la posibilidad de extenderse a Paraguay

Con el fin de sembrar la simiente de lo que podría ser una extensión de las fundaciones que lidera en el Brasil, estuvo en nuestro país Patricia Villela Marino, vicepresidenta del Instituto PDR y presidenta de Humanitas 360, entidades abocadas a cooperar con poblaciones vulnerables, entre ellas las personas en situación de cárcel. La referente es esposa de Ricardo Villela Marino, socio de Itaú Unibanco y CEO de Operadores de Itaú en América Latina.

Para diferenciar los objetivos que persigue la Fundación Itaú (estamento de la entidad bancaria que opera a nivel corporativo), la vicepresidenta especificó que el Instituto PDR nace de una motivación que tuvieron con su marido y su hijo de tres años, centrados en que personas de alguna manera privilegiadas de la sociedad no deberían colaborar con el entorno solo mediante operaciones filantrópicas, sino a través de proyectos de impacto social.

“No firmamos simplemente cheques, sino que desarrollamos un relacionamiento con todos los proyectos a los que colaboramos financiera e intelectualmente, porque también dedicamos tiempo y volcamos nuestras profesiones para aportar a que se mejore la vida de los más vulnerables”, destacó.

Particularmente, habló de algunas posibilidades de entablar lazos en Paraguay y que la acción en Brasil pueda ser replicada a nivel de instituciones carcelarias locales, adonde llevan, entre otras iniciativas, funciones de cine. En su visita, cumplió una actividad apoyando una proyección en la cárcel de Tacumbú de la película Neruda, auspiciada por la Fundación Itaú Chile.

“Uno de los pilares en los que trabajamos tiene que ver mucho con población carcelaria. Brasil ostenta el cuarto puesto en población carcelaria más grande en el mundo, cada día ingresan 900 personas a las penitenciarías. No estamos contando con suficientes políticas públicas que se encarguen del tema, para que el individuo salga de la cárcel mejor de cuando ingresó”, sostuvo.

Sus metas. Justamente, uno de los proyectos emblemáticos en el país vecino es el empoderamiento ciudadano en el fomento de proyectos educativos, de impacto social en poblaciones durante mucho tiempo olvidadas, como las carcelarias; además de aquellos que buscan el emprendedurismo social de jóvenes sin experiencia, los que no se encuentran bajo el radar de otras instituciones.

Pero el Instituto PDR no trabaja solo en algunas iniciativas, sino que también involucra a organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Junto con esta entidad bancaria regional y Humanitas hay 360 emprendimientos relacionados con seguridad ciudadana.

Patricia Villela Marino aclaró, no obstante, que los proyectos surgen principalmente de quienes serán los beneficiarios de la cooperación y no precisamente nacen de las organizaciones citadas que están aportando.

“Tenemos un equipo chico y apoyamos la idea de los jóvenes con quienes establecemos relacionamiento, no precisamente el de un filántropo que solo facilita los recursos económicos, sino que acompañamos en la planificación, la estrategia, los programas de coach, la contabilidad y la educación financiera”, especificó.

Dejá tu comentario